|

investigación

estudios de regeneración

Estudios de Regeneración
Matriz de Tejido Regenerativo AlloDerm™
Matriz Dérmica Acelular para Cirugía Mucogingival: Meta-Análisis

Ricardo Gapski, Christopher Allen Parks y Hom-Lay Wang


Antecedentes:
Muchos estudios clínicos revelaron la efectividad de la matriz dérmica acelular (ADM, sigla en inglés) en el tratamiento de defectos mucogingivales. El propósito del meta-análisis era comparar la eficacia de la cobertura radicular (RC, sigla en inglés) mediante el empleo de ADM y el aumento de tejidos queratinizados mediante el empleo de ADM, con otras cirugías mucogingivales comúnmente practicadas.


Métodos:
El meta-análisis estaba limitado a los ensayos clínicos aleatorios (RCT, sigla en inglés). Los artículos relacionados con ADM, desde el 1 de enero de 1990 a octubre de 2004 se localizaron mediante la utilización de la base de datos de MEDLINE, perteneciente a la National Library of Medicine, el Cochrane Oral Health Group Specialized Trials Registry, y a través de búsquedas manuales de revistas y periódicos recientes. Los estudios pertinentes fueron identificados y clasificados de manera independiente, mientras que la información contenida en ellos fue debidamente ponderada. Ciertos resultados se analizaron mediante el empleo de un programa de meta-análisis. Las principales estimaciones de los efectos del tratamiento obtenidos en diferentes ensayos fueron evaluadas mediante la prueba de heterogeneidad de Cochrane.


Resultados:


  • Se reunieron algunos estudios de RCT para recopilar la información. En resumen, se identificaron ocho RCT que reunían los criterios de inclusión. Cuatro estudios compararon la ADM frente a un injerto de tejido conectivo para realizar procedimientos de cobertura radicular; dos estudios compararon la ADM frente a un colgajo de avance coronal (CAF, sigla en inglés) para realizar procedimientos de cobertura radicular; y dos estudios compararon la ADM con un injerto gingival libre para aumentar el tejido queratinizado.
  • No se detectaron diferencias estadísticamente significativas entre los grupos con respecto a los resultados evaluados (cobertura de recesión, formación de tejido queratinizado, profundidades de sondeo y niveles de inserción clínica).
  • La mayoría de los análisis evidenció niveles de heterogeneidad de moderados a altos. 4) Al tener en cuenta los valores de heterogeneidad hallados en los estudios, se pudieron identificar ciertas tendencias:
    • tres de cuatro estudios se inclinaban hacia el grupo ADM-RC para la cobertura de recesión;
    • un injerto de tejido conectivo tendía a aumentar el tejido queratinizado, comparado con la ADM (0.52 mm de diferencia; P = 0.11);
    • se identificaron tendencias de aumento en la inserción clínica, al comparar los procedimientos de ADM frente a CAF (0.56 mm de diferencia; P = 0.16).

Conclusiones:
Las diferencias con respecto al diseño de los estudios y la escasez de datos imposibilitaron una recopilación de datos adecuada y completa para efectuar un análisis más amplio. Por lo tanto, al tener en cuenta las tendencias presentadas en este estudio, se necesitan estudios clínicos aleatorios adicionales de procedimientos de ADM, comparados con procedimientos quirúrgicos mucogingivales comunes, con el objetivo de confirmar nuestros hallazgos. Sólo se pueden arrojar conclusiones provisorias sobre el meta-análisis de ADM para cirugía mucogingival, principalmente por la deficiencia en el diseño e informe de los ensayos existentes.


© J Periodontol 2005;76:1814-1822.


Tratamiento de la Retracción Gingival Mediante el Uso de un Material de Injerto Dérmico Acelular: Serie de 12 Casos

A. Santos, G. Goumenos y A. Pascual


Antecedentes:
Distintos defectos del tejido blando se pueden tratar mediante diversos procedimientos quirúrgicos. La mayoría de estas técnicas requiere de la zona palatina como sitio donante. Desde hace poco, está disponible un injerto dérmico acelular capaz de sustituir al tejido palatino donante.


Métodos:
Este estudio describe la técnica quirúrgica para el aumento de la encía y la cobertura radicular, así como los resultados de 12 casos clínicos. También se presenta una comparación entre los tres procedimientos mucogingivales para cobertura radicular más conocidos.


Resultados:
Los resultados correspondientes a 12 pacientes y las 26 superficies afectadas han demostrado que es posible obtener una cobertura radicular media de un 74% con el injerto dérmico acelular. Trece de las 26 superficies afectadas fueron sometidas a una cobertura radicular completa. El incremento promedio en el tejido queratinizado fue de 1.19 mm. Al parecer, los resultados a largo plazo de los casos se mantienen estables.


Conclusión:
La técnica propuesta para realizar una cobertura radicular con un injerto dérmico acelular puede significar una buena alternativa para coberturas radiculares con injertos de tejido blando, y debería formar parte de nuestro arsenal terapéutico de cirugía plástica periodontal.


© J Periodontol 2005;76:1982-1990.


Seguimiento de 2 Años de una Cobertura Radicular Utilizando Aloinjertos de Matriz Dérmica Acelular Subpediculares y Autoinjertos de Tejido Conectivo Subepiteliales

A. Hirsch, M. Goldstein, J. Goultschin, B.D. Boyan y Z. Schwartz


Antecedentes:
La cobertura de raíces expuestas por retracción gingival es uno de los principales objetivos de la cirugía periodontal reconstructiva. Existe disponible una gran variedad de procedimientos de injerto mucogingival. Sin embargo, la eficacia a largo plazo de este procedimiento aún no resulta clara. Este estudio comparó la eficacia de los aloinjertos de matriz dérmica acelular subpediculares con autoinjertos de tejido conectivo subepiteliales para llevar a cabo una cobertura radicular luego de 2 años del posoperatorio.


Métodos:
Ciento un (101) pacientes fueron tratados con aloinjertos de matriz dérmica (edad promedio, 28.4 ± 0.7 años; retracción promedio, 4.2 mm) y 65 pacientes se trataron con injertos de tejido conectivo (edad promedio, 30.1 ± 1.4 años; retracción promedio, 4.9 mm). Todos los pacientes se sometieron a una evaluación periodontal y preparación prequirúrgica completa, incluyendo instrucción sobre la higiene oral y raspado y alisado radicular.


Las raíces expuestas se alisaron y cubrieron en su totalidad con un injerto, sin algún tratamiento o acondicionamiento adicional. No se identificaron diferencias en cuanto al promedio de edad, tiempo de seguimiento, o género, entre los dos grupos. Los pacientes fueron evaluados de forma periódica, de 1 a 2 años. Se examinó tanto la retracción residual como los defectos en la cobertura.


Resultados:
La retracción radicular residual promedio, luego de una cobertura radicular con aloinjertos de matriz dérmica acelular, fue de 0.2 ± 0.04 mm, con defectos en la cobertura de un 95.9 ± 0.9%. La frecuencia de defectos en la cobertura fue de un 82.2%. La cobertura radicular fue de un 98.8% ± 0.2%, generando una frecuencia de cobertura radicular de un 100%. El aumento de encía queratinizada fue de 2.2 ± 0.04 mm, mientras que el de adhesión fue de 4.5 ± 0.1 mm por paciente.


Los autoinjertos de tejido conectivo provocaron una retracción radicular residual promedio de 0.1 ± 0.04 mm, con un porcentaje de defectos de cobertura de 97.8% ± 0.6%, y una frecuencia de defectos de cobertura de 95.4%. La cobertura radicular fue de 99.1% ± 0.2%, mientras que la frecuencia de cobertura radicular resultó en un 100%. El aumento de encía queratinizada fue de 3.0 ± 0.1 mm, mientras que el de adhesión fue de 5.3 ± 0.2 mm por paciente.


No se identificaron diferencias significativas en lo que respecta a la retracción y la cobertura radicular entre los dos métodos de tratamiento. Sin embargo, los autoinjertos generaron aumentos significativos en los defectos de cobertura, encía queratinizada, adhesión y profundidad de sondeo residual. Los resultados clínicos se mantuvieron estables durante el período de seguimiento de 2 años.


Conclusiones:
Estos resultados indican que la cobertura radicular mediante la utilización de aloinjertos de matriz dérmica acelular subpediculares o autoinjertos de tejido conectivo subepiteliales es un procedimiento muy predecible que se mantiene estable durante 2 años posteriores a la operación. Sin embargo, los autoinjertos de tejido conectivo subepiteliales generaron aumentos significativos en los defectos de cobertura, encía queratinizada, adhesión y profundidad de sondeo residual.


© J Periodontol 2005;76:1323-1328.


Tratamiento Quirúrgico Reconstructivo de Tatuaje de Amalgama Mediante el Uso de Injerto de Matriz Dérmica Acelular: Informes de Casos

Terrence J Griffin, Susan A Banjar y Wai S Cheung, DDS, MS


Abstract:
Los tatuajes de amalgama en la encía y mucosa pueden perjudicar la estética y dificultar el contacto de la superficie con el hueso en las áreas de implante. Se utilizan tres casos clínicos para ilustrar la eficacia de aloinjertos de matriz dérmica acelular, utilizados en el tratamiento de estas lesiones. Se obtuvieron buenos resultados estéticos con un mínimo de incomodidad y complicaciones post-quirúrgicas, al evitar un segundo sitio quirúrgico o procedimiento adicional.


© Compendium 2005;26:853-859.


Cobertura Radicular Completa en Varios Sitios Mediante el Uso de un Aloinjerto de Matriz Dérmica Acelular

Michael J Mehlbauer y Henry Greenwell


Abstract:
Este estudio revela los resultados de un tratamiento de cobertura radicular realizado con un colgajo de posición coronal y un aloinjerto de matriz dérmica acelular. Se siguió el mismo protocolo del estudio universitario previo, para determinar si los resultados podían repetirse en un consultorio privado.

Se obtuvo una cobertura radicular completa en la mayoría de los defectos. La utilización de un aloinjerto de matriz dérmica acelular evitó la morbilidad post-operatoria, asociada con la extracción del tejido conectivo palatino. La cantidad ilimitada de aloinjertos permitió que los colgajos extendidos lograran una cobertura radicular en varios sitios, lo que ha demostrado ser un procedimiento práctico y predecible en estos casos. 


© Compendium 2005;26:727-733.


Análisis Histológico del Tejido Conectivo Autógeno e Injertos de Matriz Dérmica Acelular en Humanos

Lewis C. Cummings, Wayne B. Kaldahl y Edward P. Allen


Antecedentes:
El éxito clínico de la cobertura radicular realizada con tejido conectivo (CT, sigla en inglés) autógeno, o matriz dérmica acelular (ADM, sigla en inglés) ha quedado bien documentado. Sin embargo, se han informado resultados histológicos limitados de injertos de CT, y se ha publicado un informe de caso de una sección de injerto en bloque que documenta un injerto de ADM. El objetivo de este estudio es documentar los resultados histológicos de injertos de CT, injertos de ADM y colgajos de avance coronal para cubrir raíces afectadas en humanos.


Métodos:
Este estudio incluyó a cuatro pacientes con tratamiento previo de extracción de tres o más dientes incisivos.  Se seleccionaron tres dientes al azar de cada paciente para recibir un injerto ya sea de CT o ADM por debajo de un colgajo de avance coronal (ensayos) o colgajo de avance coronal solo (control). Durante seis meses, se llevaron a cabo secciones de extracciones en bloque y procesamientos de dientes para una evaluación histológica con los métodos de hematoxilina-eosina y tinción de Verhoeff.


Resultados:
Histológicamente, tanto el CT como la ADM se integraron adecuadamente dentro de los tejidos receptores. Se identificaron nuevos fibroblastos, elementos vasculares y colágeno en toda la ADM, mientras que hubo una aparente retención de las fibras elásticas trasplantadas. No se detectaron efectos en la queratinización o en la organización del tejido conectivo de la mucosa alveolar superior en ninguno de los injertos. En ambos materiales, se identificaron zonas con deposición de cemento dentro de los surcos de la raíz; el hueso alveolar en general no fue afectado, y la adhesión a las superficies radiculares fueron similares.


Conclusión: Aunque el CT y la ADM varían ligeramente en su aspecto histológico, ambos se pueden utilizar de manera exitosa para cubrir raíces afectadas, con adhesiones similares y sin cicatrizaciones adversas.


© J Periodontol 2005; 76: 178-186.


Matriz Dérmica Acelular e Hidroxiapatita para Prevenir Deformaciones de la Cresta Luego de la Extracción de Diente

Sonia M. Luczyszyn, DDS, MS, Vula Papalexiou, DDS, MS, Arthur B. Novaes Jr., DDS, MS, DSc, Marcio F. M. Grisi, DDS, MS, DSc, Sergio L. S. Souza, DDS, MS, DSc y Mario Taba Jr., DDS, MS, DSc


El objetivo de este estudio fue evaluar la función del injerto de matriz dérmica acelular (ADMG, sigla en inglés) cuando actuaba como una membrana, asociada con una hidroxiapatita reabsorbible (RHA, sigla en inglés), en la regeneración ósea para prevenir deformaciones de la cresta luego de la extracción de un diente.  Se seleccionaron quince pacientes que tenían al menos 2 dientes discontinuos unirradiculares indicados para extracción. En el grupo I, los alveolos post-extracción se cubrieron sólo con ADMG, mientras que en el grupo II, los alveolos se cubrieron con RHA previo a la colocación del ADMG.


Luego de 6 meses, se llevaron a cabo las cirugías de reentrada y de biopsia. Aunque el grosor de la cresta se había conservado en ambos grupos, las medias fueron considerablemente superiores (P <0.05) en el grupo II, comparado con el grupo I (6.8 ± 1.26 y 5.53 ± 1.06). El análisis histológico demostró la formación de huesos pequeños en algunas muestras del grupo II, mientras que la presencia de un tejido conectivo fibroso altamente vascularizado en torno a las partículas, fue un hallazgo común.


Según los resultados, se puede concluir que el ADMG permitía conservar el grosor de la cresta, mientras que el uso adicional de RHA favorecía la conservación de las crestas y, al mismo tiempo, un incremento en el ancho del tejido queratinizado. 


© Implant Dent 2005;14:176-184


Aumento de Tejido Duro y Blando en el Tratamiento con Implantes Mediante el Uso de una Matriz Dérmica Acelular

Terrence J. Griffin, DMD, Wai S. Cheung, DDS, MS y Hiroshi Hirayama, DDS, DMD, MS


El uso de una matriz dérmica acelular con implantes, para corregir defectos en el tejido blando y duro, se describe a través de tres informes de casos. Se presentan una corrección en la deformidad de la cresta provocada por fractura radicular, inmersión de implantes existentes y corrección de defectos de retracción alrededor de dientes adyacentes, y preservación de la cresta ósea para la colocación de implantes.


El uso de la matriz dérmica acelular previene la necesidad de un segundo sitio quirúrgico para material donante, así como eventuales complicaciones posquirúrgicas para el paciente. También permitió mejorar la comodidad del paciente y la satisfacción con el procedimiento. Los tres casos demostraron excelentes resultados funcionales y estéticos tanto para los pacientes como para los profesionales involucrados en la terapia. 


© Int J Periodontics Restorative Dent 2004;24:352-361


Estudio Clínico Comparativo de 6 Meses de un Método Quirúrgico Convencional y Nuevo Enfoque para Cobertura Radicular con Matriz Dérmica Acelular

Raquel R.M. Barros, Arthur B. Novaes Jr., Márcio F.M. Grisi, Sérgio L.S. Souza, Mário Taba Jr., y Daniela B. Palioto


Antecedentes:
El injerto de matriz dérmica acelular (ADMG, sigla en inglés) es ampliamente utilizado en cirugías periodontales para sustituir el injerto de tejido conectivo subepitelial (SCTG, sigla en inglés). Estos injertos presentan diferentes procesos de cicatrización debido a sus singulares estructuras celulares y vasculares.


Por lo tanto, la técnica quirúrgica desarrollada principalmente para el autoinjerto puede no ser adecuada para el aloinjerto. Este estudio comparó los resultados clínicos de dos técnicas quirúrgicas, la "convencional" y un procedimiento modificado, para el tratamiento de retracciones gingivales localizadas con ADMG.


Métodos:
Se seleccionaron y asignaron aleatoriamente un total de 32 retracciones gingivales bilaterales Clase I o II de Miller para evaluar y controlar los grupos. El grupo de control recibió SCTG y el grupo de prueba, la prueba quirúrgica modificada. Durante 2 semanas previas a la cirugía y 6 meses posteriores a la misma, se evaluaron la profundidad de sondeo (PD), el nivel relativo de inserción clínica (RCAL), la retracción gingival (GR) y el ancho del tejido queratinizado (KT).


Resultados:
Ambos procedimientos mejoraron todos los parámetros evaluados luego de 6 meses. Las comparaciones realizadas entre los grupos mediante la prueba de suma de clasificación de Mann-Whitney no revelaron diferencias estadísticamente significativas en lo que respecta al aumento de CAL, reducción de PD e incrementos en el KT, desde la evaluación inicial hasta la realizada 6 meses después. Sin embargo, se detectó una importante reducción estadísticamente significativa de GR, favoreciendo a la técnica modificada (P = 0.002). El porcentaje de cobertura radicular fue de un 79% para el grupo de prueba y de un 63.9% para el grupo de control.


Conclusión:
Concluimos que la técnica modificada resulta más adecuada para los procedimientos de cobertura radicular con ADMG debido a que ha logrado mejores resultados clínicos estadísticamente significativos, comparada con la técnica tradicional.


© J Periodontol 2004;75:1350-1356


Colgajo de Posición Coronal Con o Sin Injerto de Matriz Dérmica Acelular para el Tratamiento de Retracciones Gingivales de Clase I: Estudio Clínico Controlado y Aleatorio

Antonieta De Queiroz Córtes, Ângela Guimarã Martins, Francisco H. Nociti Jr., Antonio Wilson Sallum, Marcio Z. Casati y Enilson A. Sallum


Antecedentes:
El objetivo de este estudio constaba en evaluar clínicamente el tratamiento de retracciones gingivales de Clase I mediante un colgajo de posición coronal con o sin aloinjerto de matriz dérmica acelular (ADM).


Métodos:
Se seleccionaron trece pacientes con retracciones gingivales bilaterales comparables Clase I de Miller (3.0 mm). Los defectos fueron asignados de manera aleatoria a uno de los tratamientos: colgajo de posición coronal y matriz dérmica acelular (grupo de ADM) o colgajo de posición coronal solo (grupo de CPF).


Los parámetros clínicos incluían: profundidad de sondeo (PD), nivel de inserción clínica (CAL), altura de la retracción (RH), ancho de la retracción (RW), altura del tejido queratinizado (HKT), grosor del tejido queratinizado (TKT), índice de placa (PI) e índice gingival (GI). Las mediciones fueron realizadas antes de las cirugías y luego de 6 meses.


Resultados:
La retracción inicial promedio fue de 3.4 mm y de 3.5 mm para el grupo de ADM y el grupo de CPF respectivamente. Luego de 6 meses, ambos tratamientos demostraron una significativa cobertura radicular (P <0.01), alcanzando un promedio de 2.6 mm (76%) en el grupo de ADM y 2.5 mm (71%) en el grupo de CPF.


No se detectó una diferencia estadísticamente significativa en cuanto a la reducción de la retracción entre los tratamientos. No se registraron diferencias estadísticamente significativas entre los tratamientos en lo que respecta a PD, CAL, RH, RW y HKT. Sin embargo, el aumento promedio de TKT fue de 0.7 mm para el grupo de ADM, y de 0.2 mm para el grupo de CPF (P <0.01).


Conclusión:
Se puede concluir que ambas técnicas pueden ofrecer una cobertura radicular significativa en retracciones gingivales de Clase I; no obstante, con ADM se puede esperar un mayor grosor en el tejido queratinizado.


© J Periodontol 2004;75:1137-1144


Comparación a Corto y Largo Plazo de Cobertura Radicular Con Matriz Dérmica Acelular e Injerto Subepitelial

Randall J. Harris


Antecedentes:
La obtención de una cobertura radicular previsible y estética ha adquirido importancia. Desafortunadamente, existe muy poca información disponible respecto de los resultados de largo plazo de los procedimientos de cobertura radicular. El propósito de este estudio fue evaluar los resultados a corto y largo plazo de una cobertura radicular con una matriz dérmica acelular y un injerto subepitelial.


Métodos:
Se efectuó un análisis de poder estadístico a priori para determinar que 25 era un tamaño adecuado de la muestra para cada grupo en este estudio. En este estudio se incluyeron veinticinco pacientes tratados tanto con una matriz dérmica acelular como con un injerto subepitelial para realizar una cobertura radicular. Se compararon los resultados a corto plazo (un promedio de 12.3 a 13.2 semanas) y a largo plazo (un promedio de 48.1 a 49.2 meses).


Además, se evaluaron varios factores para determinar si los mismos podían afectar los resultados. Este es un estudio retrospectivo de pacientes en una práctica periodontal privada con honorarios por consulta médica. Los pacientes no fueron asignados de manera aleatoria a los grupos de tratamiento.


Resultados:
Las coberturas radiculares promedio para la matriz dérmica acelular a corto plazo (93.4%), injerto subepitelial a corto plazo (96.6%) e injerto subepitelial a largo plazo (97.0%) fueron estadísticamente similares. Las tres fueron estadísticamente mayores que la cobertura radicular promedio con matriz dérmica acelular a largo plazo (65.8%). Se identificaron resultados similares en el cambio en la retracción.


Se evidenciaron reducciones menores de sondeo y un aumento menor del tejido queratinizado con la matriz dérmica acelular que con el injerto subepitelial. Ninguno de los factores evaluados mostraron mejores resultados estadísticamente significativos en el injerto dérmico acelular que en el injerto dérmico subepitelial.


Sin embargo, en los casos a largo plazo en los que se trataron múltiples defectos con una matriz dérmica acelular, la cobertura radicular media (70.8%) fue mayor que la cobertura radicular media en los casos a largo plazo en los que se trató un único defecto con una matriz dérmica acelular (50.0%).


Conclusiones:
Los resultados medios con el injerto subepitelial se sustentaron mejor con el tiempo que los resultados medios con una matriz dérmica acelular. Sin embargo, los resultados no fueron universales. En el 32.0% de los casos tratados con una matriz dérmica acelular, los resultados mejoraron o se mantuvieron estables con el tiempo. 


© J Periodontol 2004;75:734-743


Efecto Clínico de Matriz Dérmica Acelular en el Grosor de Encías y la Cobertura Radicular Comparado con el Colgajo Coronal Solo

James G. Woodyard, Henry Greenwell, Margaret Hill, Connie Drisko, John M. Iasella y James Scheetz


Antecedentes:
El objetivo principal de esta investigación clínica aleatoria, ciega y controlada fue comparar el colgajo de posición coronal (CPF, sigla en inglés), más una matriz dérmica acelular (ADM, sigla en inglés) con el CPF solo para determinar su efecto en el grosor de encías y el porcentaje de la cobertura radicular.


Métodos:
Se trataron veinticuatro individuos con un defecto de retracción bucal de 3 mm Clase I o II de Miller con un CPF más ADM o un CPF solo. Se trataron múltiples áreas de retracción adicionales con el mismo procedimiento del colgajo y se estudiaron todos las áreas durante 6 meses. Se midió el grosor del tejido en la base sulcular y en la unión mucogingival de todos los dientes con un medidor de grosor de encías por ultrasonidos SDM.


Resultados:
Para las áreas de ADM, la retracción media inicial de 3.46 mm se redujo a 0.04 mm para la cobertura de defectos de 3.42 mm o 99% (P <0.05).  Para el grupo de CPF, la retracción media inicial de 3.27 mm se redujo a 1.08 mm para la cobertura de defectos de 2.19 mm o 67% (P <0.05). La diferencia entre los grupos de ADM y CPF fue estadísticamente significativa (P <0.05).  El grosor del tejido blando marginal aumentó en 0.40 mm (P <0.05) para el grupo de ADM, mientras que el grupo de CPF permaneció esencialmente sin cambios.


Se aumentó el tejido queratinizado para el grupo de ADM en 0.81 mm (P <0.05), mientras que el grupo de CPF aumentó en 0.33 mm (P >0.05). No se obtuvo una cobertura radicular adicional debido a la adhesión progresiva entre los 2 y 6 meses para ambos grupos.


Conclusiones:
El tratamiento con un CPF más un aloinjerto de ADM aumentó de manera significativa el grosor de las encías en comparación con un CPF solo. La cobertura de defectos en la retracción mejoró de manera significativa con el uso de ADM. 


© J Periodontol 2004; 75:44-56


Alveolos Post-extracción e Implantación de Hidroxiapatitas con Barreras de Membrana: Estudio Histológico

Stuart Froum, DDS, Sang-Choon Cho, DDS, Nicolas Elian, DDS, Edwin Rosenberg, DDS, Michael Rohrer, DDS y Dennis Tarnow, DDS


El propósito de este estudio piloto fue investigar el efecto en la cicatrización de los alveolos post-extracción cuando quedaron expuestos a la cavidad oral una hidroxiapatita reabsorbible (AH, sigla en inglés) y un mineral óseo bovino inorgánico (ABB, sigla en inglés) no absorbible, cubiertos con un aloinjerto de matriz dérmica acelular (ADMA, sigla en inglés) o barrera de membrana de politetrafluoroetileno expandido (ePTFE, sigla en inglés). Después de la extracción del diente, un total de 16 alveolos en 15 pacientes con placas bucales deficientes de 5 mm se dividieron al azar en 4 grupos de tratamiento:


  • AH cubierta con ADMA,
  • AH cubierta con una membrana de ePTFE,
  • ABB cubierto con ADMA, y
  • ABB cubierto con una membrana de ePTFE.

No se intentó ni se obtuvo la cobertura primaria en ninguno de los 16 alveolos tratados. En una post-extracción de seis a 8 meses al momento de colocación del implante, se obtuvieron muestras histológicas de las zonas de tratamiento. Estas muestras se procesaron, se tiñeron con azul de Stevenel/picrofucsina de Van Gieson y se analizaron de forma histomorfométrica.


El hueso vital, el tejido conectivo y la medula ósea y las partículas de injerto residual se informaron como un porcentaje de la muestra total. El hueso vital medio fue del 34.5% (AH con ADMA), 41.7% (ABB con ADMA), 27.6% (ePTFE y AH) y 17.8% (ePTFE y ABB). El porcentaje promedio de hueso vital en los 8 alveolos cubiertos con ADAMA fue del 38% en comparación con un porcentaje promedio de hueso vital del 22% en los 8 alveolos cubiertos con barreras de membrana de ePTFE.


Debido al pequeño número de muestras en 4 grupos, no fue posible el análisis estadístico. Sin embargo, en este estudio piloto, las áreas cubiertas con ADMA mostraron mayor presencia de hueso vital en el tratamiento de alveolos post-extracción de 6 a 8 meses que la que se obtuvo en áreas cubiertas con ePTFE con respecto a los materiales de sustitución ósea utilizados. Se justifica una investigación futura para conocer si estos resultados muestran una diferencia similar en el contacto hueso-implante después de la colocación de implantes.


© Implant Dent 2004;13:153-164


Cobertura Radicular de la Retracción Gingival: Comparación Entre Aloinjerto de Matriz Dérmica Acelular e Injerto de Tejido Conectivo Subepitelial

Haim Tal, Ofer Moses, Ron Zohar, Haya Meir y Carlos Nemcovsky


Antecedentes:
Se ha aplicado con éxito el aloinjerto de matriz dérmica acelular (ADMA, sigla en inglés) como un sustituto para injertos libres de tejido conectivo (CTG, sigla en inglés) en diversos procedimientos periodontales, incluyendo la cobertura radicular. El propósito de este estudio fue comparar clínicamente la eficacia de ADMA y CTG en el tratamiento de retracciones gingivales de 4 mm.


Métodos:
Participaron siete pacientes con lesiones de retracción bilateral. Catorce dientes con retracciones gingivales de 4 mm fueron tratados aleatoriamente con ADMA o CTG cubiertos por colgajos de avance coronal. Se midieron la retracción, la profundidad de sondeo y el ancho del tejido queratinizado antes y 12 meses después de la cirugía. Los cambios en estos parámetros clínicos fueron calculados y comparados entre los grupos y analizados estadísticamente.


Resultados:
La retracción inicial, la profundidad de sondeo y el ancho de tejido queratinizado fueron similares para ambos grupos. A los 12 meses, el aumento de cobertura radicular fue de 4.57 mm (89.1%) o 4.29 mm (88.7%) (P = NS) y el aumento de tejido queratinizado fue de 0.86 mm (36%) o 2.14 mm (107%) (P <0.05) para ADMA y CTG, respectivamente. La profundidad de sondeo permaneció sin cambios (0.22 mm/0 mm), sin diferencias entre los grupos.


Conclusiones:
Los defectos de retracción se pueden cubrir con ADMA o CTG, sin diferencias prácticas. Sin embargo, el CTG da como resultado un aumento significativamente mayor en la encía queratinizada. 


© J Periodontol 2002;73:1405-1411

Resumen sobre Mem-Lok®
Membrana de colágeno tipo I reabsorbible y reconstituida para la recuperación guiada de tejido y el aumento de tejido blando

D Yuen, C Junchaya, G Zuclich, JB Ulreich, HB Lin, ST Li


Introducción:
Hay varios requisitos que debe cumplir una membrana reabsorbible para que sea útil en aplicaciones de recuperación guiada de tejido (GTR) y aumento de tejido blando. La membrana debe ser reabsorbible, tener suficiente fuerza mecánica para permitir la sutura de la membrana al receptor, ser permeable para los nutrientes y ser biocompatible. La aplicación médica particular definirá las especificaciones de cada requisito. Aquí presentamos una nueva membrana de colágeno tipo I reabsorbible y reconstituida para usar en GTR o como parche en el aumento de tejido blando. También están analizados los resultados de una comparación entre esta membrana y una membrana de colágeno comercializada en este momento para aplicaciones en GTR.


Métodos:
Membrana de colágeno: Dos tipos de membranas de colágeno se fabricaron de fibras de colágeno tipo I purificadas. Se dispersaron las fibras de colágeno en una solución ácida (pH 2.5), homogeneizadas, filtradas, reconstituidas, liofilizadas, cruzadas y esterilizadas por irradiación. Descripción: Fuerza de tracción de la sutura: se pasó una sutura de seda tamaño 3-0 a través de la membrana, 1.5 cm x 2.0 cm, a 3 mm del borde y se realizó un bucle. Se hidrató la membrana en un tampón fosfato 0.01 M, pH 7.0, durante 10 minutos. El bucle se unió al dinamómetro (Chatillon, Greensboro, NV) y se aseguró la muestra a un dispositivo de sujeción. Se retiró la muestra a un indice de 1 pulgada por minuto hasta que se retiró la sutura. Se grabó la fuerza.


Permeabilidad: Se determinó la permeabilidad de la membrana al insertar una muestra, 2.0 cm x 2.0 cm, a la cámara especialmente diseñada, la cual está separada en dos compartimientos aislados. En un lado de la cámara, se agregó un volumen fijo de tampón fosfato salina (PBS) con 50 µg de anhidrasa carbónica (AC) (MW 29,000) por ml. En el otro lado, se agregó el mismo volumen de PBS únicamente. La cámara con la membrana se equilibró durante 24 horas y se llevó acabo un ensayo de AC en el lado inicialmente sin AC por el ensayo de Coomassie plus.* Estudios de Reabsorción In Vivo: Se usaron un total de 11 ratas. Cada rata recibió un implante de membrana de 1cm2 subcutáneo. Se sacrificaron a los animales luego de 4, 8, 12, y 24 semanas de la implantación. Se evaluaron los explantes histológicamente para residuos de membrana de colágeno, reacción de tejido y deposición de colágeno nuevo usando las técnicas histológicas estándar. Biocompatibilidad: se realizó una prueba de biocompatibilidad en la membrana de colágeno de acuerdo con las pautas de la FDA.


Resultados:
La tabla 1 resume los estudios de descripción de los dos tipos de membranas de colágeno, A y B comparados con el producto comercial Biomend®. La fuerza de tracción de la sutura promedio fue de 350 g y 290 g, respectivamente para A y B. Esta fuerza es significativamente mayor que la de Biomend®. El tiempo de reabsorción total se obtuvo de la extrapolación a través de un ajuste de curva de los datos experimentales. Los tiempos de reabsorción de las membranas fueron de 27 y 18 semanas, respectivamente para A y B. Ambas membranas, A y B, fueron significativamente más estables in vivo que Biomend®. Ambas membranas A y B fueron permeables a AC, con un tamaño similar a la estructura de poros de Biomend® y biocompatible.


Debate:
El uso de una membrana para GTR en cirugía oral a menudo requiere que la membrana sea permeable para los nutrientes, pero no para células para que la membrana pueda servir como una barrera de células y guiar la recuperación de tejido específica. Ambas membranas A y B y Biomend® pueden realizar esa función. A menudo, se requiere que la membrana se estabilice con suturas. Con respecto a esto, las membranas A y B ofrecen ventajas sobre Biomend®: tienen una fuerza de tracción de sutura superior. Además, in vivo, la estabilidad de las membranas A y B era significativamente mayor que la de Biomend®. Aunque la importancia de este diferencia no se conoce, sería lógico esperar que una estabilidad in vivo mayor pueda proporcionar un margen adicional de eficacia al usar la membrana como barrera celular. Las características de las membranas A y B también ofrecen aplicaciones potenciales como dispositivos de aumento de tejido blando tales como parche para cirugías de hernia y corazón.


* Bradford, M.M. Anal. Biochem. 72:248, 1976.
© Sexto Congreso Mundial sobre Biomateriales

Abstracts sobre MinerOss®
Resultados Clínicos e Histológicos Luego del Uso de Aloinjerto Nuevo para Elevación de Seno Maxilar: Serie de Casos

Gustavo Avila, DDS, MS, PhD, Rodrigo Neiva, DDS, MS, Carl E. Misch, DDS, MDS, PhD(hc), Pablo Galindo-Moreno, DDS, PhD, Erika Benavides, DDS, PhD, Ivan Rudek, DDS y Hom-Lay Wang, DDS, MSD, PhD


Propósito:
Documentar los resultados clínicos e histológicos de la elevación de seno con un sustituto óseo alogénico nuevo como un único material de injerto.


Materiales:
Para este estudio se seleccionaron pacientes que necesitaban la elevación de seno antes de la colocación de implantes. Los procedimientos de elevación de seno se realizaron siguiendo un enfoque lateral, con un aloinjerto liofilizado como único material de injerto. Los pacientes tuvieron un seguimiento posoperatorio durante 6 meses. En cada visita de seguimiento se registró el índice de placas, cicatrización de heridas y molestias del paciente. Los implantes se colocaron en un período de entre 6 y 7 meses después de la elevación de seno y se restauraron 6 meses más tarde. Las muestras óseas de biopsia con aguja gruesa se recogieron en el momento de la colocación de implantes y se procesaron para obtener un análisis histológico e histomorfométrico. En cada muestra se evaluó el hueso vital, las partículas de aloinjerto remanentes (RA, sigla en inglés) y los porcentajes de tejido no mineralizado. Los resultados se expresaron como porcentajes medios con desviación estándar (SD, sigla en inglés).


Resultados:


De los 23 pacientes de seno, 20 pacientes se sometieron a cirugía de elevación de seno. Todos los pacientes presentaron cicatrización posoperatoria satisfactoria sin complicaciones. Se colocaron 39 implantes en total. Un implante fracasó y se reemplazó 3 meses después. El análisis histológico demostró la presencia de hueso laminar bien dispuesto, en contacto directo con las partículas de RA. El hueso vital medio fue de 23.02 ± 19.11%, el RA medio fue de 22.25 ± 20.30% y el tejido no mineralizado promedio fue de 54.73 ± 13.51%. Conclusión: Los resultados clínicos e histológicos apoyan la aplicabilidad de un aloinjerto que consiste en una combinación de virutas corticales y esponjosas para los procedimientos de elevación de seno.


© Implant Dent 2010;19:330-341


La influencia de la distancia buco-palatal en los resultados de elevación de seno

Gustavo Avila, Hom-Lay Wang, Pablo Galindo-Moreno, Carl E. Misch, Robert A. Bagramian, Ivan Rudek, Erika Benavides, Ildefonso Moreno-Riestra, Thomas Braun y Rodrigo Neiva


Antecedentes:
La elevación de seno maxilar es una de las opciones más confiables de incremento de volumen del implante para aumentar la altura del hueso vertical. Sin embargo, la consolidación del injerto requiere de una angiogénesis adecuada y la migración de las células que participan en la osteogénesis y la remodelación ósea. Se supone que estos hechos biológicos son determinados en gran medida por las dimensiones de la cavidad del seno maxilar. Por lo tanto, el objetivo de este estudio es evaluar la influencia de la distancia desde el lateral a la pared medial del seno maxilar en los resultados de los procedimientos de elevación de seno.


Métodos:
La elevación de seno maxilar es una de las opciones más confiables de incremento de volumen del implante para aumentar la altura del hueso vertical. Sin embargo, la consolidación del injerto requiere de una angiogénesis adecuada y la migración de las células que participan en la osteogénesis y la remodelación ósea. Se supone que estos hechos biológicos son determinados en gran medida por las dimensiones de la cavidad del seno maxilar. Por lo tanto, el objetivo de este estudio es evaluar la influencia de la distancia desde el lateral a la pared medial del seno maxilar en los resultados de los procedimientos de elevación de seno.


Resultados:
Veintiún pacientes fueron sometidos a la elevación de seno, de un total de 24 senos; no obstante, los datos analizados contenían sólo un seno por paciente. Un seno desarrolló una infección después del injerto, lo que dio como resultado un índice de éxito del 96% para el procedimiento de injerto de seno. Se utilizaron veinte senos en el análisis estadístico final. El análisis histomorfométrico demostró que el % de hueso vital (VB, sigla en inglés) medio fue de 22.71 ± 19.08, el porcentaje medio de aloinjerto remanente de 23.39 ± 20.85 y el porcentaje promedio de tejido conectivo no mineralizado fue de 53.90 ± 13.23. El análisis de correlación entre el % de VB y la distancia buco-palatal (BPD, sigla en inglés) con los valores reales de BPD demostró una fuerte asociación negativa (R2=0.141;P<0.001).


Conclusión:
Los resultados indican que el % de formación de VB luego de la elevación de seno maxilar es inversamente proporcional a la BPD del seno.


© J Periodontol 2010:81:1041-1050


Evaluación Histológica, Histomorfométrica y Radiográfica de una Elevación de Seno con un Aloinjerto de Hueso Nuevo: Informe de un Caso Clínico

Ricardo Gapski, BDS, DDS, MS, Carl Misch, DDS, MS, PhD, David Stapleton, DDS, Stephanie Mullins, DDS, MS, Charles Cobb, DDS, MS, PhD, Asvin Vansanthan, DDS, MS y Marc Reissner, DDS


Propósito:
Este informe de caso documenta los efectos histológicos, histomorfométricos y radiográficos de un aloinjerto óseo conservado por irradiación para el procedimiento de elevación de seno.


Materiales y Métodos:
Este sustituto óseo único difiere de otras formas de aloinjerto óseo procesadas mediante el método de crioconservación estándar. La histología de las muestras óseas de biopsia con aguja gruesa mostró un hueso recientemente formado con una estructura ósea laminar bien dispuesta en general y se observaron las partículas remanentes en contacto con el hueso circundante recién formado.


Resultados:
±6.77% de reabsorción del injerto en un período de 6 meses.


Conclusiones:
El resultado de este informe indica que este injerto óseo pudo ser utilizado con éxito en procedimientos de elevación de seno. Esto promueve una investigación futura de este material de aloinjerto óseo conservado por irradiación en la reconstrucción oral y maxilofacial.


© Implant Dent 2008;17:430-438


Abstracts sobre Grafton® DBM
Evaluación Clínica e Histológica de una Matriz Ósea Alogénica para el Tratamiento de Defectos Óseos Periodontales

James T. Mellonig, DDS, MS


El objetivo de este estudio fue evaluar el potencial de una matriz ósea alogénica (ABM, sigla en inglés) de Grafton® para regenerar hueso nuevo, cemento nuevo y un nuevo ligamento periodontal alrededor de los dientes previamente contaminados por la placa bacteriana. Se reunieron cuatro pacientes con periodontitis crónica avanzada y estuvieron dispuestos a la extracción de dientes. Un paciente fue retirado del estudio antes del inicio de cualquier terapia. Se seleccionó para el tratamiento un diente con un defecto intraóseo de cada paciente.


Se realizaron las mediciones clínicas de la profundidad de sondeo, retracción gingival y nivel de inserción clínica. Después de la elevación del colgajo, se realizó una incisión radicular en el nivel apical del sarro, se dividió la raíz y se insertó ABM en el defecto. Después de seis meses de cicatrización, se extrajeron los dientes en conjunto y se evaluaron de manera histológica para un nuevo aparato de fijación. Dos de los tres dientes demostraron recuperación de hueso, cemento y ligamento periodontal nuevo.


Aceptado para su publicación: International Journal of Periodontics and Restorative Dentistry 2006


Osteoinductividad de Matriz Ósea Desmineralizada Disponible Comercialmente: Preparados en Modelo de Fusión Vertebral

Peterson, Brett, MD; Whang, Peter, MD; Inglesias, Robero, MD; Wang, Jeff, MD y Lieberman, Jay, MD.


Antecedentes:
Aunque el hueso autógeno es el material de injerto más utilizado para la fusión vertebral, los preparados de matriz ósea desmineralizada se encuentran disponibles como alternativas o complementos para un autoinjerto. Se preparan por extracción ácida de la mayoría de los componentes mineralizados, con retención de las proteínas colágenas y no colágenas, incluyendo factores de crecimiento.


Las diferencias en los métodos de elaboración de un aloinjerto entre los proveedores podrían producir productos con diferentes acciones osteoinductivas. El propósito de este estudio fue comparar la eficacia de tres productos diferentes de matriz ósea desmineralizada disponibles comercialmente, para inducir la fusión vertebral en un modelo de rata atímica.


Métodos:
Se sometieron sesenta ratas macho atímicas a la fusión vertebral y se dividieron en tres grupos de dieciocho animales cada uno. El Grupo I recibió Putty de Grafton; el Grupo II, DBX Putty; y el Grupo Ill, Putty inyectable de AlloMatrix. Un grupo de control de seis animales (Grupo IV) fue sometido a la decorticación.


Se sacrificaron seis animales de cada uno de los tres grupos experimentales en cada uno de los tres intervalos (dos, cuatro y ocho semanas) y los seis animales del grupo de control se sacrificaron a las ocho semanas. En cada uno de los intervalos, se llevaron a cabo análisis radiográficos e histológicos y pruebas manuales de las columnas vertebrales explantadas.


Resultados:
Las columnas vertebrales del Grupo I demostraron índices más altos de fusión, radiográficamente evidentes a las ocho semanas, que el Grupo III o Grupo IV (p < 0.05). Las pruebas manuales de las columnas vertebrales a las cuatro semanas demostraron índices de fusión variables (cinco de seis en el Grupo I, dos de seis en el Grupo II, y ninguna de seis en el Grupo III). A las ocho semanas, se habían fusionado las seis columnas vertebrales en el Grupo I, tres de seis en el Grupo II y ninguna en el Grupo III o IV. El análisis histológico de las columnas vertebrales de los Grupos I, II y III demostraron cantidades variables de matriz ósea desmineralizada residual y la formación de hueso nuevo. Las columnas vertebrales del Grupo 1 demostraron la mayor formación de hueso nuevo.


Conclusiones:
Este estudio demostró diferencias en el potencial osteoinductivo de matrices óseas desmineralizadas disponibles comercialmente en este modelo animal.


Relevancia Clínica:
Los ensayos clínicos de las matrices óseas desmineralizadas se indican con el fin de determinar qué preparados son más adecuados para estimular una fusión vertebral exitosa en humanos.


© The Journal of Bone and Joint Surgery. 2004;86-A:2243-2250


Reseña Comparativa de la Osteoinductividad de Cuatro Fórmulas de Matriz Ósea Desmineralizada Alogénica

Cuando se procesan adecuadamente, los materiales de injerto de matriz ósea desmineralizada (DBM, sigla en inglés) pueden aprovechar dos vías o mecanismos de cicatrización. Primero, los aloinjertos de DBM puede proporcionar una matriz adecuada para que las células puedan infiltrarse, poblar y producir hueso nuevo mediante la cicatrización "osteoconductiva".


La DBM también puede ayudar en la respuesta de cicatrización a través de vías "osteoinductivas" en las que moléculas bioactivas originarias estimulan las células mesenquimatosas para diferenciarlas de las células formadoras de hueso. La desmineralización es un proceso necesario para producir un aloinjerto óseo con capacidades osteoinductivas. Sin embargo, no todos los procesos de desmineralización producen aloinjertos osteoinductivos de manera efectiva y consistente. Algunas técnicas de procesamiento de tejidos pueden afectar tanto la presencia como la resistencia de la capacidad osteoinductiva del producto final desmineralizado.


Esta reseña examina la osteoinductividad de cuatro fórmulas de DBM humana de tres instalaciones de procesamiento de tejidos. Estos estudios utilizaron un modelo de rata atímica bien caracterizada para comparar el potencial osteoinductivo de Osteofil® (Regeneration Technologies Inc., Alachua, FL.), Dynagraft® (GenSci Regeneration Sciences Inc., Toronto, Canada) y Grafton® DBM (Osteotech Inc., Eatontown, NJ).


Las fórmulas de Putty y Gel de Grafton mostraron una fuerte respuesta osteoinductiva a través de la vía prevista para la formación de hueso endocondral. Por el contrario, Osteofil mostró una actividad osteoinductiva, pero produjo menos cartílago (14 días) y hueso (28 días) que el volumen equivalente de Grafton. DynaGraft no pudo demostrar una osteoinducción consistente. Se ha demostrado que la incapacidad de un material para formar hueso nuevo en este modelo animal tiene un efecto negativo en la cicatrización ósea. Un material que provoca una respuesta osteoinductiva tiene más probabilidades de producir un resultado clínico satisfactorio.


© University of Texas of San Antonio, San Antonio, TX. y The Cleveland Clinic Foundation, Cleveland, OH.


Bancos de Tejidos de Aloinjertos Óseos Utilizados en la Regeneración Periodontal

Comité de Investigación, Ciencia y Terapia de la American Academy of Periodontology


Este artículo de revisión evaluó el conocimiento actual sobre la seguridad y la eficacia de los materiales de aloinjerto óseo, incluyendo un aloinjerto óseo desmineralizado liofilizado (DFDBA, sigla en inglés). Los aloinjertos óseos han sido ampliamente utilizados en la terapia periodontal y se siguen utilizando en la práctica clínica contemporánea. La mayoría de los bancos de hueso se adhieren a las pautas de la American Association of Tissue Banks (AATB) con respecto a la obtención, procesamiento y esterilización de los injertos óseos. No se han presentado informes sobre contaminación viral o una patología adquirida por el DFDBA y, por lo tanto, el DFDBA parece estar a salvo de la transmisión de enfermedades.


Los resultados clínicos de un DFDBA han sido variables según la evidencia de los informes clínicos, debido a la gran variabilidad en el proceso de injerto de hueso. Los factores tales como la esterilización final del material de injerto óseo, los métodos de procesamiento y la edad del donante influyeron en la capacidad ósea inductiva de un DFDBA.


El único ensayo definitivo de osteoinducción sigue siendo la implantación de un DFDBA en un tejido que de otro modo no formaría hueso, como un músculo de rata o ratón inmunodeficiente. Se debe realizar un análisis histológico cuantitativo de la cantidad de hueso nuevo que se forma en asociación con el DFDBA implantado. Se debe confiar cuidadosamente en los ensayos in vitro utilizados para evaluar la capacidad de inducción ósea. 


© J Periodontol 2001;72:834-838.


Comparación Prospectiva de la Matriz Ósea Desmineralizada Disponible Comercialmente para la Fusión Vertebral

Wang, J.C., Davies, M.R., Kanim, L.E.A., Ukatu, C.J., Dawson, E.G., Lieberman y J.R. UCLA School of Medicine


La matriz ósea desmineralizada derivada de tejidos humanos ha demostrado la capacidad para ayudar en la estimulación de una respuesta osteoinductiva que permite el crecimiento y la fusión ósea mejorada. El estudio es la primera prueba prospectiva altamente controlada para comparar la capacidad osteoinductiva de los tres productos de matriz ósea desmineralizada disponibles comercialmente en un modelo de fusión vertebral.


Como mínimo en 6 semanas y ya a las 4 semanas, Osteofil y Grafton® solos demostraron una fusión posterolateral de manera manual, radiográfica e histológica mientras que Dynagraft, el hueso cortical humano local o hueso autógeno de la cresta ilíaca de la rata, no lo demostraron.


© Orthopaedic Research Society. 2001.


Análisis Histológico de Áreas de Implantes Tras Injertos con Putty y Láminas de Matriz Ósea Desmineralizada

Callan, D.P., Salkeld, S.L. y Scarborough, N.L.


Frecuentemente se utiliza el injerto para restablecer el hueso alveolar perdido para permitir la colocación de los implantes endoóseos y mejorar la estética. Los informes contradictorios sobre la osteoinductividad de matriz ósea desmineralizada (DBM, sigla en inglés) y el uso histórico de sustitutos de injerto óseo sintético ha limitado el uso de DBM en aplicaciones orales y maxilofaciales. La colocación de implantes después de un injerto óseo proporciona la oportunidad única de realizar una biopsia y evaluar de manera histológica la formación de hueso nuevo.


El injerto óseo de la mandíbula o el maxilar se realizó para rellenar los alveolos post-extracción y restaurar las estructuras de la cresta en una serie consecutiva de ocho pacientes. Se utilizó DBM preparada como putty maleable (Putty de Grafton DBM) o láminas flexibles (Flex de Grafton DBM).


Las biopsias se tomaron en el reingreso y el análisis histológico determinó la cantidad y calidad de hueso regenerado. Se observó una extensa formación de hueso nuevo y una matriz de injerto de hueso residual mínima en un promedio de período posoperatorio de cinco meses. El patrón de la madurez y remodelación ósea nueva varió según el paciente y el tiempo en el lugar. La altura y amplitud ideal del hueso regenerado por Putty y Flex para la colocación de los implantes dentales se manejaron fácilmente durante la operación y se ajustaron sin inconvenientes a los defectos óseos. 


© Implant Dentistry, 9:36-42, 2000.


Éxito Temprano de Injerto de Seno No Autólogo en Pacientes con Implantes

Neugarten, J.M.


El propósito de esta investigación fue evaluar el éxito de los senos maxilares alográficos y xenográficos injertados y el éxito de los implantes endoóseos inmediatos y tardíos que se colocaron en los senos injertados. Se injertaron doce senos con una combinación de xenoinjerto esponjoso (Bio-Oss) y aloinjerto óseo desmineralizado liofilizado (Grafton).  Se colocaron, en total, 41 implantes en los senos elevados.


Las muestras de biopsia con aguja gruesa se recogieron en el momento de la colocación de implantes. Los 12 injertos de seno fueron exitosos.  El índice global de éxito de los implantes endoóseos que se colocaron en los injertos fue del 93%. Las biopsias con aguja gruesa de injerto de seno confirmaron de manera histológica la presencia de osteoblastos activos y hueso nuevo maduro dentro del injerto.


© Oral Abstract Session 11: Reconstruction / Implants, AAOMS 2000


Actividad Osteogénica de la Proteína Morfogenética Ósea OP-1 (BMP-7) en un Defecto Humano del Peroné

Geesink, R.G.T., Hoefnagels N.H.M. y Bulstra, S.K.


Este es un estudio aleatorio prospectivo, doblemente ciego, llevado a cabo en 24 pacientes que se sometieron a una osteotomía tibial alta para evaluar la eficacia de la proteína osteogénica humana recombinante (OP-1) en un vehículo de colágeno tipo 1 con un defecto del peroné de tamaño importante. El estudio tuvo dos fases, cada una se evaluó con métodos clínicos, radiológicos y de DEXA durante el primer año posoperatorio.


La primera fase se ocupó de la validación del modelo del defecto del peroné, con controles positivos (Grafton DBM) y negativos (sin tratar). La segunda fase se ocupó del potencial osteogénico de la OP-1 en colágeno tipo I vs. colágeno tipo I solo.


Los resultados de la primera fase establecieron la naturaleza del defecto de tamaño importante. En el grupo sin tratar, no se observaron cambios óseos, mientras que en el grupo con huesos de Grafton DBM, la formación de hueso nuevo fue visible desde las seis semanas en adelante. Los resultados de la segunda fase no mostraron ninguna formación significativa de hueso nuevo en la presencia de colágeno solo, mientras que en el grupo de OP-1, todos los pacientes, excepto uno de ellos, mostraron formación de hueso nuevo a partir de las seis semanas en adelante. Esto proporcionó la actividad osteogénica de la OP-1 en un defecto humano de tamaño importante confirmado.


© The Journal of Bone & Joint Surgery, 81-B:710-718, 1999.


Nuevas Fórmulas de Matriz Ósea Desmineralizada como una Alternativa de Injerto Más Eficaz en la Artrodesis Lumbar Posterolateral Experimental

Martin Jr., G.J., Boden, S.D., Titus, L. & Scarborough, N.L.


El objetivo de este estudio fue determinar la eficacia de dos nuevas fórmulas de matriz ósea desmineralizada en un modelo animal. Se ha demostrado que la forma de gel fluida de matriz ósea desmineralizada de Grafton (Osteotech, Eatontown, NJ) tiene propiedades osteoinductivas en varios modelos y en la actualidad se la utiliza clínicamente como material de injerto de hueso en artrodesis lumbar posterolateral.


Dos nuevas fórmulas de Grafton, una hecha de láminas flexibles (Flex) y la otra de consistencia maleable (Putty), han mejorado las características de manejo en comparación con la forma de gel.


La artrodesis posterolateral de proceso intertransverso se llevó a cabo en 108 conejos blancos Neocelandeses con esqueleto desarrollado usando injerto de hueso corticoesponjoso recogido de la cresta ilíaca y/o DBM de diferentes fórmulas. Las nuevas formas de lámina flexible y putty maleable de matriz ósea desmineralizada fueron efectivas como aditivo y potenciador del injerto en un modelo de conejo bien caracterizado de la fusión lumbar posterolateral.


La forma de putty maleable y de lámina flexible pudieron funcionar como un sustituto de injerto completo, el cual tuvo un rendimiento superior en este desafiante modelo animal de fusión vertebral. Estas fórmulas más nuevas de Grafton parecen tener una mayor capacidad para formar hueso a través de las vías osteoconductivas que la forma de gel original o de injerto óseo autógeno solo en el conejo.


© Spine, 24:637-645, 1999.


Seguridad del Aloinjerto: Inactivación Viral con Desmineralización Ósea

Scarborough, N.L., White, E.M., Hughes, J.V., Manrique, A.J. y Poser, J.W.


Se realizó un estudio para validar la eficacia de un proceso de desmineralización ósea con respecto a su inactivación de virus. Los virus seleccionados para el estudio incluyeron el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), hepatitis B del pato (un modelo para la hepatitis B humana), virus de la diarrea viral bovina (un modelo para la hepatitis C humana), citomegalovirus humano, poliovirus humano (un modelo para los virus pequeños no desarrollados, por ejemplo, la hepatitis A).


Este estudio se realizó en conformidad con las normas de Buenas Prácticas de Laboratorio mediante la metodología de validación, similar a la utilizada para garantizar la seguridad de los hemoderivados y otros productos. El uso del proceso de desmineralización ósea descrito en este informe dio como resultado una reducción de la pestilencia de más de un millón (106) para todos los virus y hasta un billón (1012) para el poliovirus. 


© Contemporary Orthopaedics, 31:4, 1995.


Inducción de Hueso por Gel de Matriz Ósea Desmineralizada: Un Estudio en un Modelo de Rata con Defecto Femoral

Feighan, J.E., Davy, D., Prewett, A.B. y Stevenson, S.


La matriz ósea desmineralizada contiene factores osteoinductivos y estimula el relleno de huecos y defectos óseos; sin embargo, es difícil de manejar por sí misma y se han analizado diferentes preparados. La matriz ósea desmineralizada con una consistencia de gel ya está disponible para uso clínico. Estudiamos, en un defecto de segmento femoral en la rata, los efectos del gel de matriz ósea desmineralizada en la rata con y sin sustrato de cerámica.


Este preparado es similar a la matriz ósea desmineralizada en humanos en el mismo vehículo, utilizado clínicamente para los seres humanos.


Un centenar de ratas Fischer macho adultas se dividieron en 10 grupos experimentales. Las variables independientes incluyeron la presencia o ausencia de cilindros de hidroxiapatita cerámica, la presencia de matriz ósea desmineralizada en un vehículo o vehículo solo (glicerol) y la duración de la observación (1, 2 y 4 meses). Los defectos que se rellenaron con el gel solo tuvieron índices radiográficos significativamente superiores para la unión del injerto receptor en 4 meses, en comparación con la cerámica con el gel, cerámica sola, o el vehículo solo.


El gel de matriz ósea desmineralizada aumentó significativamente el índice total histológico de la unión del injerto receptor, independientemente de la presencia de cerámica y se produjo una interacción de tres vías entre la cerámica, el gel y el tiempo. El gel de matriz ósea desmineralizada fue un inductor de hueso nuevo efectivo en este modelo.


No fue necesario un sustrato adicional; de hecho, se formó mucho más hueso sin la presencia del cilindro cerámico. Ni el gel ni la cerámica fueron obstáculos para la revascularización del defecto. La unión del injerto receptor se mejoró con el gel de matriz ósea desmineralizada y no con el cilindro cerámico. 


© Journal of Orthopaedic Research, 13:881-891,1995.