|

investigación

Abstracts sobre Laser-Lok®

últimas investigaciones sobre implantes
Evaluación Clínica, Radiográfica y Estética de los Implantes Microtexturizados por Láser Cargados de Manera Inmediata y Colocados en los Alveolos de Extracción Frescos en el Maxilar Anterior: Un Estudio Multidisciplinario Retrospectivo de 2 Años
Implant Dentistry, Abril de 2014, Volumen 23, Edición 2. p. 144-154.

Objetivos
Evaluar los resultados clínicos, radiográficos y estéticos de los implantes con un cuello microtexturizado por láser ubicado en la región anterior del maxilar al momento de la extracción del diente e inmediatamente temporizado.

Métodos
Cuarenta y seis implantes Taperd Internal Laser-Lok de BioHorizons se colocaron inmediatamente y fueron restaurados de inmediato con carga no funcional en 46 pacientes (24 hombres y 22 mujeres) con un biotipo gingival grueso, contorno/nivel gingival ideal y paredes intactas tras la extracción. El índice de supervivencia, la pérdida ósea a nivel cortical y las respuestas de los tejidos mucosos periimplantes fueron evaluados a los 6, 12 y 24 meses.

Resultados
El índice de supervivencia fue del 95.6%. Las pérdidas óseas marginales mesial y distal promedio, 24 meses después de la instalación, fueron de 0.58 mm (SD = 0.53; alcance, 0.17-1.15) y 0.57 mm (SD = 0.70; alcance, 0.42-1.10), respectivamente. Se detectó que la regeneración promedio de las papilas en mesial y distal promedio fue de 1.8 y 1.5 mm, respectivamente. Los niveles de tejido blando en la región medio facial mostraron una recesión promedio de 0.12 mm luego de 24 meses.

Conclusión
Los implantes inmediatos con una superficie microtexturizada por láser se restauraron el día de la cirugía, lo cual puede considerarse como un procedimiento predecible en lo que respecta a la supervivencia de los implantes y la remodelación del tejido duro y blando.
Conservación de altura entre implantes óseos crestales con sistema combinado de implante/pilar con intercambio de plataformas de Laser-Lok®:
Un estudio canino de constatación preliminar.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 33, Número 3, 2013.

ABSTRACT
Las papilas interimplantarias son fundamentales para lograr restauraciones estéticas con soporte de implantes en la zona estética maxilar. Sin embargo, la anatomía papilar estable depende de un volumen estable del hueso crestal subyacente para soporte. Varios estudios han documentado una distancia interimplantaria crucial de 3 mm bajo la cual se produce la resorción ósea crestal. El actual estudio canino preclínico de constatación preliminar examina un innovador diseño de sistema implante-pilar que combina el cambio de plataforma con pilares y microranuras de implantes configurados con precisión y cortados con láser para mantener al hueso crestal interimplantario a una distancia interimplantaria de 2 y 4 mm. Los resultados de este estudio inicial preclínico sugieren que es posible, mediante modificaciones precisas en el diseño de implantes/pilares, ubicar implantes adyacentes a distancias de 2 a 4 mm sin inducir la pérdida óseo crestal subpapilar

HALLAZGOS EN EL TEJIDO BLANDO
Los tejidos blandos de periimplante están compuestos por una barrera epitelial, con epitelio sulcular que se fusiona con el epitelio de unión. El epitelio de unión terminaba abruptamente en la posición coronal de las microranuras de los pilares Laser-Lok donde una zona de fibras CT parecía ingresar de forma perpendicular a la banda con microcanales de 0.7 mm de alto. Además, las fibras CT también parecían ingresar a las regiones Laser-Lok del cuello del implante, sellando de forma efectiva el microespacio en la IAJ de los tejidos circundantes. Lo que es más importante, no se encontró evidencia de un infiltrado inflamatorio en ninguna de la muestras ubicadas en el IAJ.

HALLAZGOS EN EL TEJIDO DURO
El hueso crestal interimplantario no mostró evidencia de resorción ósea en ninguna de las muestras en las que se realizó la biopsia al finalizar los 3 meses. Ya se apreciaba fácilmente un significativo contacto hueso-implante (BIC) junto con todos los aspectos del cuerpo y el cuello del implante. En varias muestras se observó hueso regenerado inmediatamente próximo al microespacio en la IAJ. La posición de las fibras CT y el hueso insertados perpendicularmente en los microcanales cortados con láser en la región del microespacio en la IAJ sirvió para sellar anatómicamente la IAJ de los tejidos circundantes y evitaboc la migración del epitelio de unión.
El impacto del cuello con diseño microtexturizado por láser en el nivel óseo crestal y los parámetros clínicos bajo diversos protocolos de colocación y carga.
Int J Oral Maxillofac Implants 2014; 29:354-363.

INTRODUCCIÓN
Se demostró previamente una adhesión física de fibras de tejido conectivo a la superficie microtexturizada (ranuras de 8 y 12 μm) del cuello del implante mediante el uso de histología humana. Una investigación clínica relacionada ha sugerido que este tipo de superficie microtexturizada puede causar una disminución en la cantidad de pérdida ósea inicial.

OBJETIVO
El objetivo de este estudio retrospectivo fue comparar las alturas del hueso crestal y los parámetros clínicos entre implantes con cuello mircrotexturado por láser y cuello mecanizado mediante la aplicación de diferentes protocolos.

MATERIALES Y MÉTODOS
Este estudio evalúa 300 implantes individuales en 300 pacientes (155 hombres y 145 mujeres; edad promedio: 49.3 años; promedio de: 45 a 75 años). Se utilizaron 160 implantes con cuellos microtexturados con láser (L) y 140 con cuello mecanizado (M). Los implantes fueron agrupados en categorías de tratamientos: colocación inmediata, colocación tardía, carga no oclusal inmediata (INOL) y carga tardía (DL). En todos los grupos, se registró el nivel óseo crestal (CBL), nivel de inserción (CAL), índice de placa (PI) y el sangrado tras sondaje (BOP) durante la examinación inicial (BSL) y 6 (T1), 12 (T2) y 24 meses (T3) luego de la carga de la restauración final.

RESULTADOS
Se perdieron nueve implantes (cuatro L y cinco M) El tipo de implante y el momento de colocación y carga no mostró mayor influencia en el índice de supervivencia. Se observó una pérdida promedio de CAL de 1.12 mm durante los primeros 2 años en el grupo M mientras que la pérdida promedio del CAL en el grupo L fue de 0.55 mm. Radiográficamente, se demostró que la pérdida promedio de hueso crestal de los implantes del grupo L fue de 0.58 mm comparado con los 1.09 mm del grupo M.

CONCLUSIONES
Los resultados sugieren que la superficie microtexturada con láser en el cuello del implante puede mitigar la secuela negativa relacionada con la pérdida ósea periimplante a pesar del tipo de protocolo de posicionamiento y carga utilizado.
Carga oclusal inmediata de implantes Tapered Internal Laser-Lok en aplicación de arco parcial: un estudio clínico y radiográfico de 24 meses.
J Osseointegr 2013;5(2):53-60.

ANTECEDENTES
Recientemente se propusieron nuevas superficies de implantes en un esfuerzo para mejorar la integración de tejidos duros y blandos, lo que puede resultar beneficioso en situaciones de carga inmediata.

OBJETIVO
El fin del presente estudio clínico fue evaluar clínica y radiográficamente, en un plazo de 2 años, un implante con cuello microtexturado por láser ubicado para la carga inmediata de prótesis fijas en casos de edentulismo maxilar y/o mandibular parcial posterior.

MATERIALES Y MÉTODOS
Se inscribieron en diferentes centros de estudio de Italia a treinta y cinco pacientes parcialmente edéntulos que necesitan tratamiento con implantes y cumplen con los criterios de inclusión. Se colocaron y cargaron inmediatamente un total de 107 implantes Tapered Internal Laser-Lok (49 maxilares y 58 mandibulares). Las construcciones provisionales se llevaron acabo dentro de 1 hora y las finales transcurridos los 4 meses. Se evaluaron un total de 32 construcciones de prótesis, compuestas por 10 restauraciones de dos unidades, 12 restauraciones de tres unidades y 10 restauraciones de cuatro unidades. Se supervisaron los implantes en los exámenes de seguimiento programados para los 6, 12 y 24 meses para obtener resultados clínicos y radiográficos.

RESULTADOS
Luego de la carga, se perdieron cinco implantes (3 implantes en restauraciones maxilares de dos unidades, 1 implante en una restauración mandibular de dos unidades y 1 implante en una restauración maxilar de tres unidades) dando como resultado un índice de supervivencia del 95.4% luego de 24 meses. La pérdida ósea marginal promedio a los 6,12 y 24 meses posteriores a la instalación fue de 0.42 mm ± 1.1 mm, 0.52 mm ± 0.9 mm y 0.66 mm ±1.3 mm, respectivamente.

CONCLUSIONES
Aunque estén limitados a la función de seguimiento, los implantes Tapered Internal Laser-Lok® parecen ser una opción viable para los pacientes edéntulos tratados parcialmente.
Influencia de la superficie Laser-Lok® en la carga funcional inmediata de implantes en el reemplazo de diente individual: un estudio clínico a 2 años.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 34, Número 1. p. 79-89.

ABSTRACT
El propósito del presente estudio clínico fue evaluar la influencia de la superficie microtexturizada Laser-Lok® a nivel de inserción clínica y en la remodelación óseo crestal alrededor de implantes de carga inmediata funcional en el reemplazo de diente individual en el área 15-25 y 35-45.

MATERIALES Y MÉTODOS
Se incluyeron a setenta y siete pacientes en un estudio potencial y aleatorio. Estos pacientes fueron separados en dos grupos: en el grupo de control se utilizaron implantes del tipo BioHorizons Tapered Internal sin Laser-Lok® (NLL; n=39) mientras que en el otro grupo de prueba se utilizaron implantes del tipo BioHorizons Tapered Internal Laser-Lok® (LL; n=39). Se registró la pérdida ósea crestal (CBL) y los parámetros clínicos que incluyen el nivel de inserción clínica (CAL), índice de placa (PI) y el sangrado tras sondaje (BOP) durante la examinación inicial (BSL) y 6 (T1), 12 (T2) y 24 meses (T3) luego de la carga de la restauración final.

RESULTADOS
Se perdió un implante en el grupo de control y uno en el grupo de prueba, lo que dio como resultado un índice de supervivencia total de 96,1% después de 2 años. Se descubrió que los resultados de PI y BOP fueron similares para ambos tipos de implantes y no se registraron diferencias estadísticas. En el grupo NLL se observó una pérdida promedio de CAL de 1.10 mm ± 0.51 mm durante los primeros 2 años mientras que la pérdida promedio CAL del grupo LL fue de 0.56 mm ± 0.33 mm. Radiográficamente, la pérdida promedio de hueso crestal en los implantes del grupo NLL fue de 1.07 mm ± 0.30 mm mientras que en el grupo LL fue de 0.49 mm ± 0.34 mm.

CONCLUSIONES
El tipo de implante no influyó en el índice de supervivencia, mientras que LL obtuvo un CAL superior y un nivel óseo crestal periimplante radiográfico menor que NLL.
Modificaciones de tejidos blandos y duros en implantes transmucosos inmediatos (cuello microtexturizado Laser-Lok®) ubicados en lugares de extracción frescos. Un estudio prospectivo de seis meses con reingreso quirúrgico.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 34, Número 4, 2014. p. 541-549

ABSTRACT
Estudios histológicos y clínicos confirman que la microtextura láser de los cuellos de implantes favorece la fijación de fibras conectoras y reduce la profundidad del sondaje y la pérdida ósea periimplante si se lo compara con los cuellos mecanizados. Este estudio prospectivo está dirigido a la evaluación de cambios dimensionales alveolares posteriores a la colocación de implantes transmucosos inmediatos (cuello microtexturizado Laser-Lok®) asociados con los procedimientos regenerativos óseos.

MATERIALES Y MÉTODOS
Trece implantes (Single-Stage Implant System®, BioHorizons, IPH. Inc.) fueron colocados inmediatamente en alveolos post-extracción de raíz simple. Los defectos periimplantes fueron tratados con xenoinjertos de origen bovino (Laddec®, BioHorizons, IPH. Inc) y membranas de colágeno reabsorbibles (Mem-Lok®, BioHorizons, IPH. Inc.).

RESULTADOS
A 6 meses del reingreso quirúrgico, el cuello microtexturizado Laser-Lok® ofrece condiciones más favorables de fijación de tejidos duros y blandos y reduce la pérdida ósea alveolar.
última investigación sobre pilares
Evidencia histológica de adhesión de tejido conectivo a pilares microranurados con láser: un estudio canino.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 30, 2010. p. 245-255

ABSTRACT
Investigaciones previas han demostrado la eficacia de las microranuras cortadas con láser, ubicadas dentro de los cuellos de los implantes para soportar la adhesión directa del tejido conectivo a las superficies del implante alteradas. Dicha adhesión directa del tejido conectivo sirve como una barrera fisiológica a la migración apical del epitelio de unión (JE, sigla en inglés) y evita la resorción ósea crestal. Los ensayos preclínicos prospectivos actuales buscaron evaluar los patrones de cicatrización ósea y de tejido blando cuando las microranuras se cortaron con láser en el pilar. Se seleccionó un modelo canino para la comparación con estudios previos que examinaron las secuelas negativas de hueso y tejido blando del microespacio implante-pilar. Los resultados demuestran una mejora significativa en la cicatrización periimplante del tejido duro y blando en comparación con las tradicionales superficies de pilares torneadas.

MATERIALES Y MÉTODOS
El estudio actual fue diseñado para examinar los efectos de dos superficies de implante y pilar diferentes en la adhesión de tejido epitelial y conectivo, así como los niveles óseos periimplantes. Para este estudio se seleccionaron seis perros raposeros. Cada perro recibió 6 implantes en el premolar mandibular de ambos lados y en los lugares de extracción del primer molar; un total de 36 implantes. Los sitios para recibir implantes Tapered Internal (BioHorizons) fueron asignados al azar, ya sea con texturizado reabsorbible a presión (RBT, sigla en inglés) o RBT con un cuello mecanizado de 0.3 mm. Además, los pilares de cicatrización de superficie torneada o con microcanales Laser-Lok se asignaron al azar para cada implante. Los pilares se colocaron en el momento de la cirugía.

RESULTADOS
La zona con microcanales cortados con láser de 0.7 mm permitió una actividad fibroblástica intensa en la superficie ranurada del pilar, lo que resultó en un complejo entrelazado de fibras de tejido conectivo orientadas de forma perpendicular hacia la superficie del pilar, lo que sirvió de barrera fisiológica a la migración del JE. Como consecuencia de la inhibición de la migración apical del JE, se evitó la resorción ósea crestal. De manera significativa, en ambos casos, ocurrió una regeneración ósea coronal hacia la unión implante pilar (IAJ, sigla en inglés) y en la superficie del pilar, lo que eliminó por completo las secuelas negativas del microespacio en la IAJ.

Por el contrario, los pilares desprovistos de superficies microranuradas cortadas con láser mostraron una pequeña evidencia de la actividad fibroblástica en la interfaz pilar-tejido. Un JE largo se extendió en el pilar y las superficies del cuello del implante, previniendo la formación de la barrera fisiológica de tejido conectivo y causando una resorción ósea crestal. Las fibras de tejido conectivo orientadas funcionalmente de forma paralela y no perpendiculares se contrapusieron a las superficies pilar-implante.
Evidencia histológica de la integración del tejido conectivo en pilares microranurados con láser en humanos.
Clinical Advances in Periodontics, Vol. 1, No. 1, Mayo de 2011.

INTRODUCCIÓN
Se presentan la histología humana y el microscopio electrónico de barrido (SEM) para histología humana para describir la integración del tejido blando en una superficie de pilar microranurada por láser.

PRESENTACIÓN DE CASOS
Se colocaron pilares de prótesis con una superficie microranurada con láser sobre implantes oseointegrados en dos pacientes. Después de 6 semanas de cicatrización, los pilares y el tejido blando circundante fueron removidos y preparados para histología y SEM. El epitelio más apical se encontró rodeando esta superficie. El tejido conectivo demostró que las fibras de colágeno se ubican perpendiculares a la superficie microranurada. Había un contacto íntimo entre los tejidos conectivos y la superficie microgranulada del pilar.

CONCLUSIÓN
Los pilares en estos pacientes tuvieron una integración de tejido conectivo con fibras orientadas funcionalmente a la superficie microranurada.

RESUMEN
¿Por qué este caso presenta información nueva? A nuestro entender, es la primera serie de casos en humanos que se informa con histología humana que describe la adhesión de tejido conectivo alrededor del pilar microranurado.

¿Cuáles son las claves para la administración exitosa de este caso? Las características de la superficie del pilar pueden causar la integración de tejido conectivo con la superficie microranurada con fibras de colágeno orientadas funcionalmente.

¿Cuáles son las limitaciones principales del éxito en este caso? Es solo una serie de casos de histología de la fijación. No se informaron resultados ni ventajas clínicas. Deberán llevarse acabo más estudios para demostrar las ventajas clínicas.
Adhesión de tejido conectivo a pilares microranurados con láser: Informe de un caso histológico en humanos.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 32, Número 4, 2012. p. 384-392.

ABSTRACT
Estudios clínicos y preclínicos previos han demostrado la eficacia de las microranuras cortadas con láser configuradas con precisión en cuellos de implantes para permitir la adhesión directa de tejido conectivo a la superficie del implante. Un reciente estudio canino que examinó las microranuras cortadas con láser en un área de pilares cicatrizada tuvo hallazgos similares. En ambas instancias la adhesión directa del tejido conectivo a la superficie del implante/pilar sirvió como un obstáculo a la migración apical del epitelio de unión, evitando así la resorción ósea crestal. El informe del caso actual examina la efectividad de las microranuras cortadas por láser ubicadas en pilares en humanos. Como en la prueba preclínica, las microranuras cortadas con láser configurado con precisión permitieron la adhesión directa de tejido conectivo a la superficie alterada del pilar, evitaron la migración apical del epitelio de unión y, por lo tanto, protegieron el hueso crestal de la resorción prematura.
Reimplantación de las fibras de lo tejidos conectivos a la superficie de pilares microranurados con láser.
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 32, Número 4, 2012. e131-134.

ABSTRACT
Este informe presenta evidencia humana de reimplantación del tejido conectivo cuando se reemplaza el pilar de cicatrización microranurado con láser por el pilar cilíndrico permanente microranurado con láser. No se registró pérdida ósea adicional en las 15 semanas posteriores a la colocación del pilar cilíndrico permanente microranurado por láser. Se detectó un tejido conectivo denso en contacto estrecho con la superficie microranurada por láser en el punto de separación del tejido blando y una clara evidencia de la terminación del epitelio de unión en la posición coronal de la zona microranurada por láser.
Impacto de la reconexión/desconexión de pilares para implantes mecanizados y microranurados con láser en la cicatrización de tejido blando y duro.
Clin Oral Implants Res. Abril de 2013; 24(4):391-7.

OBJETIVOS
(i) Investigar la influencia de diferentes extensiones de una zona con pilares microranurados con láser en la adhesión de tejido conectivo y (ii) evaluar el impacto de repetidas reconexiones/desconexiones de pilares en la cicatrización de tejido blando y duro.

MATERIALES Y MÉTODOS
Se colocaron implantes de titanio en la parte superior de la cresta de las mandíbulas inferiores de seis perros. Unos pilares de cicatrización con márgenes parcialmente (LP) o completamente (LC) microranurados con láser o márgenes con superficies torneadas (M) se asignaron de manera aleatoria a una desconexión/reconexión única (1×)/repetida (2×) a las 4 y 6 semanas (para prueba) respectivamente, o se dejaron sin tocar (para control). A las 6 y 8 semanas, se evaluaron los parámetros histomorfométricos (por ejemplo la mayor parte del nivel coronal del hueso en contacto con el implante [CBI], la fijación del tejido conectivo subepitelial [STC]) e inmunohistoquímicos (Tipo de Colágeno I [CI]).

RESULTADOS
En los sitios de control, los grupos LP/LC mostraron un CBL promedio bajo (8 semanas, 0.95 ± 0.51 vs. 0.54 ± 0.63 vs. 1.66 ± 1.26 mm), un STC promedio más alto (8 semanas, 82.58 ± 24.32% vs. 96.37 ± 5.12% vs. 54.17 ± 8.09%), pero una reactividad antígena CI comparable. Se asoció la manipulación repetida del pilar con el aumento del CBL promedio (8 semanas, 1.53 ± 1.09 vs. 0.94 ± 0.17 vs. 1.06 ± 0.34 mm), la disminución del STC (8 semanas, 57.34 ± 43.06% vs. 13.26 ± 19.04% vs. 37.76 ± 37.08%) y valores CI.

CONCLUSIONES
Se concluyó que (i) los pilares LC>LP mejoraron la fijación del tejido conectivo subepitelial y preservaron los niveles de hueso crestal, (ii) la repetida desconexión/reconexión del pilar durante la fase de cicatrización inicial (semana 4 a la 6) puede asociarse con los cambios en el tejido blando y duro y (iii) el LP y LC debe considerarse usando un procedimiento de una sola vez y de un pilar.
estudios adicionales en humanos
Evaluación clínica de microtexturizado por láser para la adhesión de tejido blando y hueso a los implantes dentales.
Implant Dentistry. Volumen 18(1). Febrero de 2009. pp. 57-66

INTRODUCCIÓN
Se evaluó en un ensayo clínico prospectivo, controlado y multicéntrico, un implante dental Tapered (tratamiento de superficie Laser-Lok [LL]) con un cuello extenso de 2 mm al que se le realizó un micromecanizado con láser en los 1.5 mm de la parte inferior para lograr, preferentemente, la adhesión ósea y de tejido conectivo al tiempo que se inhibe la deficiencia de desarrollo epitelial.

MATERIALES
Los datos se presentan en los períodos de medición de 1 a 37 meses posoperatorios para 20 pares de implantes en 15 pacientes. Los implantes se colocan junto a los implantes de control de cuello mecanizado del mismo diseño. Se informan los valores de medición para el índice de sangrado, índice de placa, profundidad de sondeo y pérdida ósea crestal.

RESULTADOS
No se midieron diferencias estadísticas para el índice de sangrado ni de placa. En todos los períodos de medición existen diferencias significativas en la profundidad de sondaje y las diferencias de pérdida ósea crestal son significativas después de los 7 meses (P<0.001). A los 37 meses, la profundidad de sondeo media es de 2.30 mm y la pérdida ósea crestal media de 0.59 mm para LL vs. 3.60 y 1.94 mm, respectivamente, para el implante de control. Además, la comparación de los resultados de la mandíbula con los del maxilar superior demuestran una diferencia mayor (implante de control - LL) en la media de la pérdida ósea crestal y la profundidad de sondeo en el maxilar superior. Sin embargo, este resultado no fue estadísticamente significativo.

DEBATE
La diferencia constante en la profundidad de sondeo entre LL y el implante de control demuestra la formación de un sellado de tejido blando estable por encima del hueso crestal. LL limitó la pérdida ósea crestal a un índice de 0.59 mm en comparación con la pérdida ósea crestal de 1.94 mm para el implante de control. Se descubrió que el implante LL era semejante al implante de control en cuanto al índice de placa y de sangrado sulcular de los criterios de seguridad. No existe una sugerencia estadísticamente significativa acerca de que la superioridad de la retención ósea crestal LL sea mayor en el maxilar superior que en la mandíbula.
Efectos del microtexturizado por láser del cuello del implante en niveles óseos crestales y la salud periimplante.
Int J Oral Maxillofac Implants 2011;26:492-498.

ABSTRACT
Propósito: Los cuellos pulidos y mecanizados han sido recomendados para implantes dentales con el fin de reducir la acumulación de placa y la pérdida ósea crestal. Una investigación más reciente ha indicado que una superficie de titanio que se pone rugosa favorece la oseointegración y la adhesión de tejido conectivo. El propósito de esta investigación fue comparar la altura del hueso crestal adyacente a los implantes con cuellos microtexturizados con láser y mecanizados, a partir de dos sistemas de implantes diferentes (Laser-Lok y Nobel Replace Select).

Materiales y Métodos
Se colocaron cuatro implantes, dos Laser-Lok y dos Nobel Replace Select, en la mandíbula anterior para que actúen como pilares de dentadura postiza. Se colocaron en orden alterno y los implantes distales se cargaron con pilares de bola. Los implantes mesiales se dejaron sin cargar. Los implantes distales se cargaron inmediatamente con dentaduras prefabricadas. Se midió el índice de placa, índice de sangrado y profundidades de sondeo (PD, sigla en inglés) en los implantes cargados después de 6 y 12 meses. Se evaluó la pérdida ósea para ambos grupos (con carga y sin carga) a través de radiografías estandarizadas.

Resultados
Los valores de placa y de sangrado fueron similares para ambos tipos de implantes. Los implantes Laser-Lok mostraron PD menores (0.36 ± 0.5 mm y 0.43 ± 0.51 mm) que los de Nobel Replace Select (1.14 ± 0.77 mm y 1.64 ± 0.93 mm; P < .05 para 6 y 12 meses, respectivamente). A los 6 y 12 meses, respectivamente, los implantes Laser-Lok mostraron una pérdida ósea crestal para ambos grupos, con carga (0.19 ± 0.15 mm y 0.42 ± 0.34 mm) y sin carga (0.15 ± 0.15 mm y 0.29 ± 0.20 mm) menor que la de los implantes Nobel Replace Select para ambos grupos, con carga (0.72 ± 0.5 mm y 1.13 ± 0.61 mm) y sin carga (0.29 ± 0.28 mm y 0.55 ± 0.32 mm).

Conclusión
Los implantes Laser-Lok dieron como resultado PD menores y una pérdida ósea crestal periimplante menor que la que se observó alrededor de los implantes Nobel Replace Select.
Estudio de casos a largo plazo usando el implante Laser-Lok.

ABSTRACT
Numerosos estudios publicados de implantes dentales aplicados en animales y humanos informaron la pérdida ósea crestal desde el momento de la colocación del pilar cicatrizado hasta los diferentes períodos posteriores a la restauración. La pérdida ósea puede ocasionar la pérdida de la papila interproximal y la retracción de los márgenes de la corona. Los informes de estos tres casos muestran los resultados a largo plazo que pueden obtenerse mediante la utilización de implantes con diseño de cuello microranurado Laser-Lok para preservar el hueso crestal y la estética del tejido blando. El caso 1 involucró extracción, injerto óseo alveolar, colocación de implantes tardía por 6 mes y la restauración final en 6 meses. El caso 2 involucró extracción, colocación inmediata del implante con colocación de injertos simultáneos y corona provisional dos meses más tarde. El caso 3 involucró el tratamiento de laterales faltantes congénitamente con una restauración tardía.

Caso 1 (primer uso informado del implante Laser-Lok)
Se presentó a una mujer de 34 años con resorción externa a nivel del CEJ del diente No. 9. Se presentaron varias opciones de tratamiento y la extracción y colocación de implante dental elegidos por el paciente. Luego de una extracción atraumática, la anatomía del alveolo no permitió la colocación inmediata con estabilización inicial estable. Se injertó el alveolo con aloinjerto óseo calcificado y se dejó cicatrizar por 6 meses. En ese momento, se colocó un implante dental Laser-Lok con cuello con diseño de microranuras. También se utilizó un injerto de tejido conectivo subepitelial en el diente No. 10 para cobertura radicular. Seis meses después de la colocación, se realizó la cirugía de segunda etapa y se restauró el diente con un pilar personalizado y una corona PFM. Note el mantenimiento del excelente nivel óseo crestal (dentro de los 0.5 mm de la interface del implante/pilar) a los 13 años posteriores a la restauración. Los márgenes del tejido blando permanecieron estables y exhibieron una excelente salud periodental.

Caso 2
Se presentó una mujer de 60 años con infección crónica evidenciada por una fistula en la extensión en el diente No. 9. Este diente previamente había recibido una cirugía del conducto radicular y apical. Se revisaron todas las opciones de tratamiento con el paciente y se escogió el reemplazo del implante dental. Dado que el paciente se mudaba a Sudamérica por un período de dos años, se realizó una extracción inmediata y una colocación de implante dental con injerto óseo alveolar. El implante dental Laser-Lok, de 5 mm x 13 mm, tenía diseño de cuello microranurado. Se colocó una corona provisoria a los 2 meses de la colocación del implante. El paciente no tuvo atención odontológica profesional por dos años y, al regresar a su hogar, se le colocó la corona final. Note los niveles óseo crestales (dentro de los 0.5 mm de la interface pilar/implante) cuatro años después de la carga del implante.

Caso 3
Se refirió a una mujer de 17 años con incisivos laterales maxilares faltantes congénitamente para considerar un implante dental en ambos sitios. Luego de un examen clínico que incluyó un estudio radiográfico con escaneo CAT, se realizó el procedimiento quirúrgico que involucró un alargamiento estético de la corona del diente No. 4 al No. 13 y la colocación de Implantes Taperd Internal de BioHorizons de 3.8 mm x 12 mm (plataforma de 3.5 mm) en los lugares No. 7 y No. 10. Mediante la utilización de una guía quirúrgica se ubicaron los implantes con el cuello del implante a 2-3 mm del margen facial de la encía específica. Únicamente se expusieron 0.3 mm del cuello mecanizado de metal en la superficie medio-facial. La cicatrización no presentó complicaciones. La cirugía de segunda etapa y la colocación de los pilares de cicatrización se realizaron 4 meses después de la cirugía inicial.

Conclusión
Estos tres casos demuestran la capacidad del diseño de cuello microranurado Laser-Lok de mantener los niveles óseo crestales y la estética de los tejidos blandos alrededor de los implantes dentales. Dos de los casos involucraron la colocación de implantes en zonas injertadas. Los tres casos muestran una evidencia clínica y radiográfica inequívoca sobre la estabilidad óseo crestal en la cercanía de la interface del pilar/implante (microespacio) No se notó la expectativa tradicional de pérdida ósea debajo del cuello y en el primera rosca. La capacidad de las microranuras Laser-Lok de mantener el hueso crestal y ofrecer adhesión de tejido conectivo supracrestal puede crear una nueva definición del ancho biológico "normal" del implante.
Análisis radiográfico de los niveles óseos crestales alrededor de los implantes dentales con cuellos Laser-Lok.
Int J Periodontics Restorative Dent. 2010;30:129-137

INTRODUCCIÓN
Se organizó este estudio radiográfico retrospectivo para evaluar la eficacia clínica de los implantes con microtexturizado Laser-Lok (ranuras de 8 y 12 µm). Se demostró previamente una adhesión física de fibras de tejido conectivo al microtexturizado Laser-Lok en el cuello del implante mediante el uso de un microscopio de luz polarizada y un microscopio electrónico de barrido para histología humana. El análisis de los 49 implantes demostró una pérdida ósea crestal de 0.44 mm en una posrestauración de 2 años y de 0.46 mm en 3 años. Toda la pérdida ósea se mantuvo dentro de la altura del cuello y no se evidenció pérdida ósea en el nivel de las roscas de los implantes. La evaluación radiográfica de la aplicación clínica de este implante apoya los resultados previos que indican que establecer un sellado biológico de fibras de tejido conectivo alrededor de un implante dental puede ser clínicamente pertinente.
Evidencia histológica humana de una adhesión del tejido conectivo a los implantes dentales.
Int J Periodontics Restorative Dent. Volumen 28, Número 2, 2008.

ABSTRACT
Este estudio en humanos, de constatación preliminar, fue diseñado para investigar la posibilidad de lograr una adhesión física del tejido conectivo al cuello con microcanales Laser-Lok de un implante dental. El cuello de 2 mm se ha micromecanizado para estimular la adhesión ósea y del tejido conectivo mientras se evita la migración apical del epitelio. Los implantes se recogieron con los tejidos blandos y duros circundantes después de 6 meses. Esta investigación histológica se llevó a cabo mediante la microscopía óptica, de luz polarizada y microscopía electrónica de barrido.

RESULTADOS
Los implantes se oseintegraron con la evidencia histológica del contacto óseo directo. Hubo una adhesión del tejido conectivo a los microcanales Laser-Lok. No se observaron signos de inflamación. Los tejidos periimplantes estaban compuestos de una lámina colágena densa y uniforme cubierta con un epitelio oral estratificado, escamoso y queratinizado. Este último fue una prolongación del epitelio sulcular paraqueratinizado que cubrió esa superficie lateral del surco periimplante. A nivel apical, el epitelio sulcular se superpuso con el borde coronal del epitelio de unión. El epitelio sulcular fue una prolongación del epitelio de unión, que proporcionó una unión epitelial entre el implante y la mucosa periimplante circundante. Entre la terminación apical del epitelio de unión y de la cresta ósea alveolar, el tejido conectivo se fijó directamente a la superficie del implante.

La evaluación con el microscopio óptico de estas muestras mostró un contacto estrecho de las células epiteliales de unión con la superficie del implante. El área microranurada de los implantes se cubrió con tejido conectivo. La microscopía de luz polarizada en este área demostró que las fibras de colágeno orientadas funcionalmente se extendían hacia las ranuras de la superficie del implante. La microscopía electrónica de barrido (SEM, sigla en inglés) de un área correspondiente de la muestra confirmó la presencia de fibras de colágeno adheridas.

Todas las muestras demostraron un alto grado de contacto hueso-implante y una intensa actividad de remodelación. En las muestras que mostraban fibras de colágeno orientadas funcionalmente hacia las ranuras de la superficie del implante, se observó una remodelación ósea nueva en la dirección coronal. La SEM mostró el epitelio sulcular con la actividad de descamación de las células y el epitelio de unión. Parece ser que la adhesión del tejido conectivo es fundamental para preservar la cresta ósea alveolar e inhibir la migración apical del epitelio.
Cambios en los tejidos blandos y duros luego de la colocación de implantes crestales y subcrestales.
J Periodontol. 2011;82:1112-1120.

ANTECEDENTES
El propósito de este estudio es evaluar la influencia del nivel de colocación de implantes con cuello de diseño microtexturizado con láser en los resultados de los niveles óseos crestales y de tejido suave. Además, evaluamos el llenado horizontal y vertical de defectos e identificamos factores que influyeron en los resultados clínicos de la colocación inmediata de implantes.

MÉTODOS
Se seleccionaron veinticuatro pacientes, cada uno con un diente insalvable (en la región anterior o premolar), para recibir implantes dentales. Los pacientes fueron asignados al azar para recibir un implante en la cresta palatal o a 1 mm a nivel subcrestal. Los parámetros clínicos que incluyen el ancho de la encía queratinizada (KG), el espesor KG, la profundidad del defecto horizontal (HDD), los niveles del hueso marginal facial e interproximal (MBL), las roscas faciales expuestas, distancia horizontal entre el implante y el tejido, índice gingival (GI) e índice de placa (PI) se evaluaron desde el comienzo hasta los 4 meses posteriores a la cirugía. Además, las medidas del perfil del tejido blando incluyendo el índice de la papilla, la altura de la papilla (PH) y el nivel gingival (GL) fueron evaluadas después de la colocación de la corona a los 6 y 12 meses posteriores a la cirugía.

Resultados
El índice total de éxito del implante dentro de los 4 meses fue del 95.8% (un implante falló). Un total de 20 de 24 pacientes finalizaron el estudio. Al principio, no se registraron importantes diferencias entre los grupos crestales y subcrestales en todos los parámetros clínicos excepto por el MBL facial (P = 0.035). A los 4 meses, el grupo subcrestal presentó un grosor del tejido significativamente mayor (tejido queratinizado) que el grupo crestal comparado con los valores iniciales. Los otros parámetros clínicos (índice de papilla, PH, GL, PI y GI) no mostraron mayores diferencias entre los grupos. El espesor de la placa facial de <=1.5 mm y HDD >=2 mm estuvo altamente correlacionado con la pérdida ósea marginal facial. El espesor de la placa facial de <=2 mm y HDD >=3 mm estuvo altamente correlacionado con los cambios dimensionales horizontales.

Conclusión
El uso de implantes inmediatos fue un método quirúrgico predecible (tasa de supervivencia de 96%) y el nivel de colocación no influyó en los cambios horizontales y verticales del hueso y el tejido blando. Este estudio sugiere que una placa facial gruesa, pequeños huecos y sitios premolares favorecieron los resultados clínicos positivos en la colocación inmediata de implantes.
Evaluación histológica de 3 implantes con carga inmediata después de un período de 4 meses.
Implant Dentistry. Vol. 15, Número 3, 2006.

ABSTRACT

Objetivo:Llevar a cabo un análisis histológico e histomorfométrico de las reacciones del tejido periimplante y la interfaz hueso-titanio en 3 implantes de titanio de carga inmediata (carga provisional) obtenidos de un hombre después de un período de carga de 4 meses.

Materiales y Métodos: Un paciente de 35 años con edentulismo parcial maxilar no quiso usar una prótesis provisional removible durante el período de cicatrización. Se decidió insertar 3 implantes definitivos y usar 3 implantes provisionales para el período de transición. Los implantes provisionales se cargaron el mismo día con prótesis de resina en contacto oclusal. Durante la segunda fase quirúrgica, después de 4 meses, se retiró la prótesis provisional y se obtuvieron los implantes provisionales con un trépano. Antes de obtenerlos, todos los implantes parecían estar clínicamente oseointegrados. Se procesaron las muestras para su observación en el microscopio óptico.

Resultados: A bajo aumento, fue posible observar la presencia de trabéculas óseas alrededor del implante. Las áreas de remodelación ósea y los sistemas de Havers estuvieron presentes cerca de la superficie del implante. Bajo microscopía de luz polarizada, fue posible observar que en el aspecto coronal de la rosca, el hueso laminar mostró laminillas que tendían a ser paralelas a la superficie del implante, mientras que en la cara inferior de la rosca, las laminillas óseas eran perpendiculares a la superficie del implante.
Análisis histológico de un implante provisional retirado de un hombre 7 meses después de la colocación en un seno aumentado con sulfato de calcio: informe del caso.
Journal of Oral Implantology. Volumen 33, Nº. 2. 2007.

ABSTRACT

Poco se sabe sobre los procesos de cicatrización in vivo en la interfaz de implantes colocados en diferentes materiales de injerto. Para una elevación óptima del seno, se necesita en la práctica clínica un sustituto de injerto óseo que pueda regenerar hueso de alta calidad y permitir la oseointegración de los implantes de titanio de carga. El sulfato de calcio (CaS) es uno de los biomateriales más antiguos utilizados en medicina, pero pocos estudios han abordado su uso como material para la elevación de seno, en relación con la colocación simultánea de implantes. El objetivo del presente estudio fue evaluar de manera histológica un implante provisional de carga inmediata obtenido 7 meses después de la colocación simultánea en un seno humano injertado con CaS. Durante la recuperación, el hueso se separó parcialmente de uno de los implantes, lo que impidió su uso para el análisis histológico. El segundo implante estuvo completamente rodeado por hueso originario, recientemente formado, y fue sometido a una evaluación histológica. Se observó la presencia de hueso laminar, con pequeñas lagunas de osteocitos y en contacto con la superficie del implante. No se observó la presencia de huecos, células epiteliales o tejidos conectivos en la interfaz hueso-implante. Tampoco se observó la presencia de CaS residual. El porcentaje de contacto hueso-implante fue del 55% ± 8%. De este porcentaje, el 40% estuvo representado por hueso originario y el 15% por hueso recientemente formado. El CaS mostró una resorción completa y la formación de hueso nuevo en el seno maxilar; se encontró este hueso en contacto cercano con la superficie del implante después de la carga inmediata.
Colocación inmediata de implantes y colocación provisional - dos informes de casos.
Pract Proced Aesthet Dent 2007;19(10):421-428.

ABSTRACT

Los implantes dentales endóseos se han colocado tradicionalmente mediante un procedimiento quirúrgico de dos etapas con un período de cicatrización de 6 a 12 meses después de la extracción del diente. Para disminuir el tiempo de cicatrización, se han introducido los protocolos que incluyeron la colocación inmediata de ìmplante y colocación provisional después de la extracción del diente. Aunque las tasas de supervivencia para esta técnica son altas, la retracción gingival posoperatoria y la resorción ósea en la zona estética son posibles limitaciones. Los dos informes de casos descritos en este documento presentan una técnica quirúrgica para la preservación de la estética anterior que combina la extracción mínimamente invasiva, la colocación inmediata de implantes, la provisionalización y el uso de implantes con un diseño coronal microranurado con láser.

DEBATE
El uso de implantes con diseño coronal microranurado con láser puede haber contribuido al mantenimiento del tejido blando bucal, al proporcionar adhesión y prevenir la deficiencia de desarrollo de células epiteliales, que a menudo ocurre con los implantes de cuello mecanizado. El mantenimiento de este tejido blando supracrestal generalmente depende de su capacidad para establecer una adhesión de forma supracrestal a la superficie del implante.
investigación preclínica adicional
Efectos de las Microranuras Cortadas con Láser en Adhesiones de Tejido Duro y Blando para Superficies del Cuello del Implante: Revisión e Interpretación de la Literatura
Int J Periodontics Restorative Dent, Volumen 33, Número 6, 2013. e145-152.

ABSTRACT
Este artículo resume los conocimientos actuales sobre los beneficios de las microranuras cortadas con láser en las regiones del cuello de los implantes dentales endoóseos. Al igual que con las microroscas en la región coronal trabajadas con torno y con superficies revestidas con partículas, las microroscas cortadas con láser ayudan a preservar el hueso crestal. Sin embargo, también es posible que favorezcan de manera exclusiva una adhesión de tejido conectivo gingival real en comparación con ese diente natural.

Materiales y Métodos: Se realizó una búsqueda entre las publicaciones hechas en revistas profesionales evaluadas en idioma inglés entre el año 1990 y julio de 2011 usando las bases de datos de National Library of Medicine y SCOPUS Cochrane Oral Health Group. También se revisaron otros artículos de listas de referencias de artículos identificados previos al año 1990. Se seleccionaron referencias relevantes teniendo en cuenta títulos y abstracts pero las selecciones finales estuvieron basadas en la revisión del texto completo de manera independiente por los dos autores.

Conclusión: Los implantes dentales con microranuras en la región coronal cortadas con láser o con microroscas revestidas con partículas y trabajadas con torno reducen la pérdida ósea crestal perimplante en comparación con los implantes con segmentos en el cuello revestidos con partículas o trabajados con torno (sin la inclusión de microroscas). Sin embargo, a diferencia de las microroscas trabajadas con torno, las microranuras cortadas con láser parecen inhibir la migración apical del epitelio crevicular y promover la adhesión real de la encía periimplante. Como ambos tratamientos tienen como resultado una rugosidad similar de la superficie, la diferencia en la respuesta del tejido conectivo puede estar relacionada con las diferencias en la nanotopografía y en el hecho de que las microranuras cortadas con láser son más pequeñas que las microroscas trabajadas con torno. Puede que se especule que la formación de una interfaz entre cuello del implante y el tejido conectivo con características más similares a la de un diente natural mejorará el rendimiento a largo plazo de los implantes dentales.
¿Qué lugar ocupa la implantología en la medicina regenerativa?
International Dental Journal 2011; 61 (Supl. 1) 2-10.

ABSTRACT

¿Cuál es la relación de la implantología con el campo de la medicina regenerativa? Teniendo en cuenta el hecho de que el objetivo de la medicina regenerativa es restaurar las funciones de los órganos y los tejidos dañados, es evidente que la implantología, que ha adoptado hace mucho tiempo el concepto de la restauración de la función de los dientes dañados, ha hecho de sí este objetivo desde el principio. A través de esta breve revisión queremos comentarle que si considera como criterio principal la restauración del tejido y de la función de los órganos, la implantología no solo ha ocupado el primer lugar en la medicina regenerativa sino que de hecho la antecede en la práctica. Ilustramos la profundidad y la amplitud de la medicina regenerativa dental a través de ejemplos de tratamientos o posibles tratamientos de nuestros laboratorios. Comenzamos con un ejemplo tomado de un área históricamente sólida: el diseño y la fabricación de implantes dentales que avanza hacia un proyecto de fabricación de plataformas óseas de alta tecnología y termina con un proyecto de ingeniería del tejido blando basado en células madres. Por último, creemos que la naturaleza restaurativa de la implantología la mantendrá a la vanguardia de la medicina regenerativa.

Implantes dentales con ingeniería de superficie - la medicina regenerativa en el uso clínico
Los implantes dentales se han convertido en una solución popular y exitosa para la restauración de la función de los dientes que se perdieron. Su éxito se basa en su capacidad de integrar el hueso y el tejido blando aunque la importancia de la integración del tejido blando no ha sido reconocida ni abordada correctamente hasta hace poco. Como los implantes dentales son uno de los pocos dispositivos médicos permanentes y transcutáneos, la integración del epitelio y el tejido conectivo fibroso es importante para sellar todo el entorno bucal.

Aplicación clínica de superficies micromaquinadas con láser
La colocación de ranuras en los implantes no es algo nuevo en lo que respecta a la implantología y en este campo existe una cantidad de implantes de alta calidad que tienen cuellos microroscados. Sin embargo, estos no son idénticos a Laser-Lok. No se fabricaron pensando en la medicina regenerativa y las ranuras no cuentan con el mismo orden de magnitud que los pequeños canales de 8-12 µm en la superifcie Laser-Lok porque no fueron diseñados para actuar a nivel celular. Por este motivo, los otros implantes no afectan el comportamiento celular al mismo nivel. El diseño de los implantes Laser-Lok se basa en los conceptos inherentes a la medicina regenerativa, los cuales han sido altamente exitosos y han conducido a una mejor recuperación del tejido blando y del hueso que rodea la restauración. Esto ha modificado el paradigma de la tecnología de la superficie del implante y ha demostrado que la respuesta celular y tisular puede controlarse en la interfaz del implante aplicando conceptos que se basan en la medicina regenerativa.
Influencia del cuello con diseño microranurado en la cicatrización del tejido blando y duro de implantación inmediata en lugares de extracción frescos en perros.
Clin. Oral Impl. Res. 21, 2010; 804-814.

ABSTRACT

Objetivo: Este estudio comparó la reducción del hueso alveolar después de la implantación inmediata usando implantes de cuello liso y microranurado en alveolos recién extraídos.

Materiales y Métodos: En este estudio se utilizaron cuatro perros mestizos. Se elevaron todos los colgajos mucoperiostales linguales y bucales y se extrajeron el tercero y el cuarto premolar de la mandíbula. Los implantes fueron instalados en los alveolos recién extraídos. Los animales fueron sacrificados después de un período de cicatrización de 3 meses. Se disecaron las mandíbulas, se extrajeron todas las zonas de implante y se procesaron para un examen histológico.

Resultados: Durante la cicatrización, los huecos de ambos grupos, presentes entre las paredes del implante y el alveolo en la implantación, desaparecieron como resultado del relleno y la resorción. Las crestas del hueso bucal se ubicaron de forma apical respecto de sus equivalentes linguales. En el intervalo de 12 semanas, el contacto promedio entre el hueso y el implante en el grupo de cuello microranurado fue considerablemente más alto que el presente en el grupo de cuello torneado. En las observaciones de los grupos con cuello microranurado hemos encontrado adhesión de hueso a la superficie microranurada de 12 µm y a las fibras de colágeno perpendiculares al gran eje de los implantes sobre la superficie microranurada de 8 µm.

Conclusión: Dentro de las limitaciones de este estudio, los implantes microranurados pueden ofrecer condiciones más favorables para la fijación de tejidos duros y blandos y reducir el nivel de resorción ósea marginal y retracción del tejido blando.
Base mecánica para retención ósea alrededor de implantes dentales.
J Biomed Mater Res B Appl Biomater. Volumen 88B, Edición 2, Páginas 306-311, Febrero de 2009.

ABSTRACT
Este estudio, de forma analítica, mediante un análisis de elementos finitos, predice la reducción del estrés óseo crestal que resulta del tratamiento de superficie en el cuello del implante. Se está evaluando el diseño de implante dental cónico con Laser-Lok (LL) y sin tratamiento de superficie microranurada por laser (control, C). El implante LL tiene el mismo diseño anatómico cónico y tratamiento de superficie roscada que el implante C, pero tiene un cuello de 2 mm que se ha micromecanizado con ranuras de 8 y 12 µm en los 1.5 mm inferiores, para mejorar la adhesión del tejido. Estudios anteriores in vivo en animales y seres humanos demostraron una menor pérdida de hueso crestal con la utilización del implante LL. Se considera la carga axial y lateral con dos interfases cuello/hueso diferentes (no adherida y adherida, para simular las superficies C y LL respectivamente). Para la carga lateral de 80 N, la tensión distorsiva óseo crestal máxima en C es 91.9 MPa, mientras que la tensión óseo crestal máxima en LL, 22.6 MPa, es considerablemente menor. El análisis de elementos finitos sugiere que la sobrecarga de tensión puede ser responsable de la pérdida de hueso crestal. Se prevé que al adherir el hueso al cuello mediante LL se disminuya este efecto, beneficiando la retención de hueso crestal.
Respuesta del tejido marginal a un diseño de cuello del implante diferente.
J Korean Acad Prosthodont. Dic. de 2008;46(6):602-609.

ABSTRACT

Propósito: Este estudio en animales examinó las variaciones histomorfométricas entre un implante de cuello torneado (TN) con un cuerpo RBM, un implante con cuello con microrosca (MT) y un implante microranurado (MG) (Laser-Lok).

Materiales y Métodos: Se extrajeron los premolares mandibulares de cuatro perros mestizos y se dejaron cicatrizar por tres meses. Uno de los tres se recolectó para un examen histológico. Todas las muestras han mostrado una cicatrización sin complicaciones mientras duró el experimento.

Resultados: Las muestras histológicas han demostrado que todas las muestras se oseointegraron con éxito y hubo remodelación ósea activa adyacente a los implantes. Con los implantes Laser-Lok, se observaron 0.40 mm y 0.26 mm de pérdida ósea marginal en 8 y 12 semanas respectivamente. Muestras de implantes microroscados en la semana 8 y 12. Se observó una compleja disposición de tejido blando contra los implantes microroscados y microranurados.

Conclusiones: Es un estudio basado en animales que estudió el nivel óseo marginal y la reacción del tejido blando entre los diferentes sistemas de implantes con diferentes diseños de cuello. Dentro de las limitaciones de este estudio en animales, se puede concluir lo siguiente:

1. No se notó una diferencia morfométrica en la zona ósea entre los tipos de cuellos de implantes MT y MG.
2. El BIC en los implantes MG fue levemente más alto que los tiempos de cicatrización correspondientes a los implantes MT y TN. Se pueden medir niveles de BIC más altos en las muestras de la semana 12 que en los de la semana 8.
3. A nivel óseo marginal, se registró una disminución marcada en los implantes TN y una menor en los implantes MG desde el punto de referencia. Se registraron niveles óseos marginales más altos en la semana 12 que en la semana 8 en las muestras de los implantes MT y MG pero con diferencias mínimas en las muestras de los implantes TN.
4. Con las superficies de los implantes MT y MG, los alineamientos de colágeno no eran paralelos al gran ángulo de los implantes. Los implantes MT y MG, especialmente los MG, tuvieron una respuesta favorable al tejido en comparación con los implantes de cuello torneado.
Los efectos de los cuellos microtexturizados con láser en niveles óseos crestales de los implantes dentales.
Implant Dentistry, Volumen 17, Número 2, 2008. p. 217-228.

ABSTRACT

Propósito: El propósito de este estudio fue examinar el hueso crestal, el tejido conectivo y la respuesta de las células epiteliales en un cuello microtexturizado con láser en comparación con un cuello mecanizado, en el modelo de un perro.

Materiales: Se extrajeron los premolares mandibulares y los primeros molares de seis perros mestizos y después de la cicatrización se reemplazaron con implantes BioLok de 4x8 mm. En cada perro se colocaron 3 implantes de control en un lado de la mandíbula y 3 implantes experimentales microtexturizados con láser se colocaron de forma contralateral. Después de 3 meses, se sacrificó 1 perro. Se colocaron puentes en los implantes de 4 perros. El sexto perro sirvió de control negativo mientras duró el experimento. Se sacrificaron dos de los perros 3 meses después de la carga, se sacrificaron dos de los perros 6 meses después de la carga debido a que servían de control negativo (sin implantes). El análisis histológico, microscópico electrónico e histomorfométrico se hizo en partes histológicas obtenidas de secciones de la mandíbula que contienen los implantes.

Resultados: Inicialmente, los implantes experimentales mostraron una mayor adhesión ósea a lo largo del cuello. Con el tiempo, la altura ósea en los cuellos experimentales y de control fueron equivalentes. Sin embargo, los implantes de control tuvieron mayor deficiencia de desarrollo del tejido blando, mayor actividad osteoclástica y mayor excoriación en comparación con las áreas adyacentes a los implantes experimentales. Hubo una adaptación más cercana del hueso a los cuellos microtexturizados con láser.

Conclusiones: El uso de cuellos de ingeniería tisular con microranuras parece estimular la adhesión ósea y de tejido blando a lo largo del cuello y facilitar el desarrollo de un grosor biológico.
Análisis de elementos finitos con respecto a la posición crestal de un implante de 3.0 mm de diámetro
Int J Periodontics Restorative Dent; Volumen 34, Número 3, 2014. p. 381-387

ABSTRACT

Se ha demostrado que los diseños de los implantes y las diferentes posiciones verticales influyen en el hueso crestal. El objetivo de este estudio fue usar el análisis de los elementos finitos (FE) para investigar de forma biomecánica la influenza de la distribución de la carga/tensión en un implante de 3.0 mm de diámetro ubicado en el maxilar anterior con respecto a su nivel apicocoronal luego de la carga oblicua. Se aplicaron dos modelos FE diferentes, según la posición del implante con respecto a la cresta ósea. A modo de conclusión, podemos decir que la colocación de la interfaz pilar-implante de forma subcrestal ofrece menores niveles de carga y tensión en el hueso circundante. Sin embargo, la colocación del implante de 0.5 mm en posición supracrestal también es aceptable según este análisis.
Respuestas del tejido conectivo a superficies biomateriales definidas. I. Crecimiento de colonias celulares de fibroblastos y medula ósea de ratas en sustratos microranurados.
Journal of Biomedical Materials Research, Parte A. 85A: 313-325, 2008.

ABSTRACT
La microgeometría de la superficie desempeña un papel en las interacciones de la superficie de implantes de tejido, pero nuestros conocimientos sobre sus efectos son limitados. Las microranuras de sustrato ejercen una marcada influencia sobre las células in vitro, según se evidencia a través de la orientación por contacto y el alineamiento celular. Estudiamos colonias "dot" de fibroblastos primarios y células de médula ósea que cultivamos en superficies de poliestireno microranurado, recubierto en titanio, que diseñamos y fabricamos. El crecimiento y migración de las colonias de fibroblastos de tendón de ratas y de médula ósea de ratas varió (p < 0.01), por la dimensión de la microranura y mínimamente por el tipo de célula. Observamos morfologías profundamente alteradas, índices de crecimiento reducidos y crecimiento direccional en aquellas colonias cultivadas en sustratos microranurados, en comparación con aquellas colonias cultivadas en superficies de control planas (p < 0.01). Las células de nuestras colonias, que crecieron en superficies microranuradas, se encontraban bien alineadas y alargadas en una dirección paralela a las ranuras y colonias. Nuestra colonia "dot" es un modelo de explante artificial, fácil de medir y de reproducir, de las interacciones entre tejido-implante, que más se aproxima a las respuestas de implantes in vivo, si lo comparamos con el cultivo de células aisladas en biomateriales. Nuestros resultados se correlacionan adecuadamente con los estudios in vivo de implantes de poliestireno revestido en dióxido de titanio, de titanio y de aleación de titanio con micogeometrías controladas. Las microranuras y demás características de la superficie parecen organizar las células y las moléculas de las matrices en forma direccional o espacial, de un modo que contribuye a una mejor estabilización y oseointegración de los implantes.
Respuestas del tejido conectivo a superficies biomateriales definidas. II. Comportamiento de fibroblastos de ratas y ratones cultivados en sustratos microranurados.
Journal of Biomedical Materials Research, Parte A. 85A: 326-335, 2008.

ABSTRACT
La microgeometría de la superficie influye considerablemente sobre las formas, orientaciones y características de crecimiento de las células cultivadas, pero faltan estudios cuantitativos y exhaustivos sobre estos efectos. Investigamos varios efectos de orientación por contacto en células dentro de colonias "dot" de fibroblastos primarios y en cultivos de líneas celulares de fibroblastos transformados, utilizando superficies de poliestireno microranurado, recubierto en titanio, las cuales diseñamos y fabricamos. Las proporciones, orientaciones, densidades y áreas de inserción en colonias celulares de fibroblastos de tendón de ratas (RTF, sigla en inglés), en la mayoría de los casos, cambió (p < 0.01) por la dimensión microranurada. Observamos morfologías celulares totalmente alteradas, áreas de inserción reducidas y densidades celulares limitadas dentro de las colonias cultivadas en sustratos microranurados, en comparación con células de colonias cultivadas sobre superficies de control planas. Los fibroblastos 3T3 cultivados sobre superficies microranuradas demostraron morfologías alteradas similares. La microscopía de fluorescencia reveló que las microranuras modifican la distribución y reunión de las proteínas citoesqueléticas y de adhesión en el interior de las células. Estos hallazgos concuerdan con resultados anteriores, y junto con los resultados de nuestros estudios in vivo y de crecimiento de colonias de células, nos permiten proponer una hipótesis unificada de cómo las microranuras provocan la orientación por contacto.
Oseointegración en las superficies de implantes metálicos: efectos de la microgeometría y el tratamiento del factor de crecimiento.
J Biomed Mater Res. 2002;63(6):706-13.

ABSTRACT
Los implantes ortopédicos a menudo se aflojan debido a la invasión de tejido fibroso. El objetivo de este estudio fue elaborar una nueva superficie del implante que aceleraría la cicatrización adyacente a la superficie y crearía una interfaz estable para la integración ósea, mediante el uso de un quimioatrayente de células precursoras de hueso y mediante el control de la migración del tejido en la superficie del implante a través de un diseño de microgeometría de superficie específica. Se han evaluado las superficies experimentales en una cavidad canina implantable que simula la respuesta ósea intramedular alrededor de todos los implantes articulares. Se prepararon superficies de titanio y aleaciones con microgeometrías específicas, diseñadas para optimizar la adhesión de tejido y la encapsulación fibrosa de control. Se utilizó TGFβ, un mitógeno y quimioatrayente (Hunziker EB, Rosenberg LC. J Bone Joint Surg Am 1996;78:721-733) para células osteoprogenitoras, con el fin de reunir células progenitoras para la superficie del implante y mejorar su reproducción. El sulfato de calcio hemihidrato (CS, sigla en inglés) fue el vehículo de transporte para el TGFβ; el CS se reabsorbe rápidamente y parece ser osteoconductivo. Los animales fueron sacrificados a las 6 y 12 semanas posoperatorias. Los resultados indicaron que el TGFβ puede ser liberado de forma activa desde un vehículo de sulfato de calcio in vivo. El factor de crecimiento tuvo un efecto significativo en el crecimiento óseo dentro de los canales del implante en un período inicial, aunque este efecto no se observó con dosis más altas en períodos posteriores. El ajuste de la dosis debe volver más potente el TGFβ en períodos posteriores. El tratamiento con sulfato de calcio sin TGFβ resultó en un aumento significativo en el crecimiento óseo durante todo el período de estudio de 12 semanas. La respuesta ósea hacia las superficies microranuradas fue extraordinaria, causando mayor crecimiento interno en 9 de 12 condiciones experimentales. Las microranuras también mejoraron la resistencia mecánica de las muestras recubiertas con CS. La superficie ranurada pudo controlar la dirección del crecimiento interno. Este tratamiento de superficie puede resultar en un diseño de implante clínicamente útil para inducir el crecimiento interno rápido y una sólida interfaz hueso-implante, lo que contribuye a la larga duración del implante.
Interacciones entre las células MC3T3-E1 y las superficies texturizadas Ti6Al4V.
J Biomed Mater Res. Oct. de 2002; 62(1):56-72.

ABSTRACT
Este artículo presenta los resultados de un estudio experimental sobre las interacciones entre células MC3T3-E1 (calvaria de ratón) y superficies Ti6Al4V texturadas, incluyendo superficies producidas mediante microranurado con láser; blasting con párticulas de alúmina y pulido. Las interacciones de escala múltiple entre las células MC3T3-E1 y estas superficies texturadas se estudian por medio de la combinación de la microscopía electrónica de transmisión y barrido y la microscopía de fuerza atómica. También se consideran los posibles efectos citotóxicos de la microquímica en las interacciones célula-superficie, en estudios de diseminación y orientación celular durante períodos de 9 días. Estos estudios demuestran que las células en la geometrías microranuradas Ti6Al4V, cuya profundidad es de 8 o 12 micrones experimentan orientación por contacto y una limitada diseminación celular. Se observa una orientación por contacto similar en las superficies de aquellas áreas pulidas y con forma de rombos, en las cuales se forman ranuras a nanoescala debido a los rayones que se producen durante el pulido. Por el contrario, se observan orientaciones celulares aleatorias en superficies Ti6Al4V tratadas con blasting y partículas de alúmina. Se analizan los posibles efectos de la topografía de superficie en relación a la formación de tejido cicatrizal y a la mejor integración célula-superficie.
Respuesta tisular hacia los implantes transcutáneos microtexturizados con láser.
Presentado en el 28º Encuentro Anual de la Society for Biomaterials.
Del 24 al 27 de Abril de 2002. Tampa, FL.

ABSTRACT
Introducción: Este informe describe el uso de implantes transcutáneos microtexturizados con láser en un modelo craneal de conejo para mejorar la integración del tejido blando. Los implantes dentales y ortopédicos son microtexturizados rutinariamente para mejorar la integración del tejido. Las técnicas de microtexturizado con láser controladas por computadora que producen superficies microranuradas con características definidas de 8-12 µm en áreas controladas de las superficies de implantes se han desarrollado en base a los resultados de experimentos con cultivos celulares y en modelos in vivo. Estas texturas se han repetido en los cuellos de los implantes dentales para proporcionar áreas específicas para la osteointegración y la formación de una interfaz estable de tejido blando-implante. El objetivo de este estudio es evaluar estos implantes en un modelo craneal transcutáneo de conejo para determinar si se puede utilizar el microtexturizado con láser controlado para crear una interfaz estable con el tejido conectivo y el epitelio.

Métodos: Las microtexturas con láser se formaron en cuellos de 4 mm de diámetro de implantes dentales modificados, diseñados para estudios en conejos (Figura 1). Los implantes medían 4.5 mm de largo y la porción roscada tenía un diámetro de 3.75 mm. Los implantes fueron producidos y suministrados por Orthogen Corporation (Springfield, NJ) y BioLok International (Deerfield Beach, FL). Las superficies de los implantes fueron modificadas mediante la ablación de las áreas definidas, utilizando un láser Excimer y técnicas de enmascaramiento en grandes áreas. La ablación láser controlada permite la fabricación precisa de una microestructura de superficie definida con una amplitud de escala en micrones. Las superficies torneadas con láser contenían sistemas microranurados de 8 µm y 12 µm orientados de manera circunferencial en los cuellos. Los cuellos de los implantes de control eran "como mecanizados" y se caracterizaron por las marcas de mecanizado pequeñas en las superficies. Todos los implantes se limpiaron y pasivaron en ácido nítrico antes de la esterilización.

Cuatro implantes transcutáneos se implantaron quirúrgicamente en forma bilateral en los huesos parietales en cada conejo con los procedimientos de una sola fase. El protocolo quirúrgico fue similar a la colocación de implantes dentales. Se realizó una incisión en la sutura sagital, y la piel y los tejidos blandos se evidenciaron lateralmente. Los implantes se colocaron con fresas pilotos o de punta de lanza estriadas para producir áreas de 3.4 mm para los implantes de 3.75 mm de diámetro. Los implantes se colocaron con la parte roscada en el hueso, y el cuello microtexturizado con láser penetró en el tejido subcutáneo blando y el epitelio. Cada conejo recibió dos implantes en ambos lados de la línea media (1 implante de control y 3 implantes experimentales por sujeto). Luego se suturó la piel sobre los implantes. Se hicieron aberturas para dejar expuesta la parte superior de las plataformas de los implantes y se utilizaron los tornillos de cierre para sujetar pequeñas arandelas de plástico recubiertas con una pomada de antibiótico triple. Las arandelas de plástico se utilizaron para evitar que la piel se cerrara sobre el implante durante la inflamación que se produjo en la cicatrización temprana. Se retiraron después de dos semanas. En este estudio se utilizaron doce conejos. Los conejos fueron sacrificados a las 2, 4 y 8 semanas y los implantes y los tejidos circundantes fueron procesados ​​para su estudio histológico. La respuesta del tejido duro y blando hacia los implantes se examinó de manera histológica.

Resultados y Debate: No se encontraron complicaciones o infecciones durante el transcurso del experimento. La histología de las 2 y 4 semanas mostró formaciones de tejido blando inmaduras alrededor de los implantes, se observó poca interacción epitelial con las superficies del implante ya que el epitelio no se había regenerado en la superficie del implante por 2 semanas y no se vio una relación clara entre el epitelio y el implante en las 4 semanas. Las muestras de las 8 semanas mostraron tejido blando y tejido epitelial más maduro. En estas muestras, el epitelio se había regenerado por completo y el tejido blando mostró colágeno más maduro y organizado. En las muestras de control, el epitelio se desarrolló hacia abajo de la interfaz entre el implante y el tejido blando y formó un surco profundo a lo largo del cuello del implante. Este surco se extendió a la superficie del hueso y hubo poca o ninguna interacción o integración directa del tejido blando con las superficies de control. Los implantes de 8 semanas mecanizados con láser ofrecieron un patrón diferente de interacción del tejido. El epitelio también produjo un surco en los cuellos superiores de estos implantes. Sin embargo, en la mayoría de los casos el surco no se extendió hasta la superficie del hueso, pero terminó en una banda ancha de tejido de 300-700 µm, que se adhirió a la base del cuello microtexturizado. A pesar de que el microtexturizado con láser se extendió hasta la parte superior del cuello, esta adhesión de tejido blando se formó sólo en la parte inferior del cuello del implante, en una "esquina" estable del tejido blando adherido al cuello del implante y la superficie del hueso. Esta disposición del surco, la adhesión del epitelio y del tejido blando es similar a la disposición estructural del "ancho biológico" que se ha descrito alrededor de los dientes y en algunos casos alrededor de los implantes.

Conclusiones: Este estudio preliminar indica que las superficies microtexturizadas con láser pueden ser aplicadas a los implantes transcutáneos y utilizadas para mejorar la integración del tejido blando. Los resultados sugieren que los tejidos blandos en la interfaz de la piel pueden producir una disposición similar a la del "ancho biológico" que se observa alrededor de los dientes. Se plantea como hipótesis que estas microtexturas torneadas con láser funcionan aumentando la superficie y la organización de células y tejidos adheridos. Se pueden utilizar para formar una interfaz funcionalmente estable con los tejidos blandos, al establecer una barrera transcutánea efectiva. En tanto que se necesitan estudios a largo plazo, los resultados sugieren que el desempeño de la fijación de prótesis transcutánea puede ser mejorada mediante el uso del microtexturizado organizado a nivel local.
Respuesta ósea hacia las superficies microtexturizadas con láser.
Bone Engineering (editor: JE Davies). Capítulo 25.
Publicado por Em2 Inc., Toronto, Canadá. 2000.

INTRODUCCIÓN
Se ha descubierto que la respuesta del tejido a cualquier dispositivo implantable se correlaciona con una compleja combinación de parámetros de interfaz de los materiales en base a la composición, química de la superficie y microgeometría de la superficie. Las contribuciones relacionadas con estos factores son difíciles de evaluar.

Los experimentos in vitro e in vivo han demostrado la función de la microgeometría de la superficie en la interacción de la superficie tejido-implante, aunque no se ha establecido ninguna relación bien definida. La relación general, como lo demuestran los experimentos in vivo de los implantes metálicos y cerámicos, indica que las superficies lisas estimulan la encapsulación de tejido fibroso grueso y las superficies rugosas estimulan la encapsulación de tejido blando más delgado y una integración ósea más estrecha. Las superficies de titanio lisas y porosas también han demostrado tener efectos diferentes en la orientación de las células de tejido fibroso in vitro. La rugosidad de la superficie ha demostrado ser un factor en la integración del tejido de los implantes con superficies de hidroxiapatita, y alterar la adhesión y el crecimiento celular en las superficies de polímero que se ponen rugosas por ataque hidrolítico. Las superficies rugosas también han demostrado efectos pronunciados en la diferenciación y la producción de factores reguladores de las células óseas in vitro. Se ha demostrado que las microgeometrías de superficies, como las superficies de metal ranuradas y torneadas y las de polímero, provocan una orientación celular y de mecanizado electroquímico (ECM, sigla en inglés) y se pueden utilizar para estimular o impedir la deficiencia de desarrollo epitelial en los implantes dentales experimentales. También se ha demostrado que el texturizado de las superficies se adhiere a la matriz de coágulos de fibrina con más eficacia que a las superficies lisas, formando una interfaz más estable durante la contractura de la matriz de colágeno que se produce durante la cicatrización. Este es un efecto que puede ser importante en la determinación de los primeros momentos en la integración del tejido.

Es probable que las superficies texturizadas funcionen en varios niveles. Estas superficies tienen mayores áreas de superficie que las superficies lisas y se entrelazan con el tejido de tal manera como para crear una interfaz mecánica más estable. También pueden tener efectos significativos en la adhesión de un coágulo de fibrina, la adhesión más estable de los componentes de la matriz extracelular y la interacción a largo plazo de las células en interfases estables. Hemos observado que, en el corto plazo, las células de tejido fibroso forman una cápsula de colágeno más temprana y mejor organizada en interfases lisas que en interfaces texturizadas. Observamos que las superficies texturizadas tienen una ventaja adicional sobre las superficies lisas. Inhiben la colonización de los tipos de células fibroblásticas que llegan temprano en la cicatrización de heridas y encapsulan los sustratos lisos.

Hemos investigado (1) los efectos de las superficies texturizadas sobre la formación de colonias por medio de fibroblastos y (2) los efectos de las microgeometrías de superficies controladas sobre la colonización de fibroblastos. En base a estos resultados, hemos diseñado, fabricado y analizado implantes de aleación de titanio y de titanio comercialmente puro con microgeometrías controladas en modelos in vivo. Estas superficies experimentales tienen microestructuras bien orientadas y consistentes, las cuales se aplican a través del uso de técnicas de ablación láser controladas por computadora. Los resultados sugieren que la microgeometría de superficie controlada, en variedades de tamaños específicos, puede mejorar la integración ósea y controlar la geometría microestructural local del hueso adherido.
Organización citoesquelética en tres variedades de fibroblastos cultivados sobre superficies microranuradas.
Presentado en el Sexto Congreso Mundial sobre Biomateriales. Kamuela, HI.
15-20 de mayo de 2000.

ABSTRACT
Introducción: La geometría y microgeometría de la superficie del implante influye en las respuestas del tejido con respecto a los implantes. Las propiedades físicas y químicas de los sustratos sintéticos afectan la morfología, fisiología y comportamiento de las células cultivadas pertenecientes a varias clases. Hasta la fecha, los estudios sobre la interacción tejido-implante han enfatizado la adhesión y la señalización celular, además de otros mecanismos de respuesta celular. Entre los atributos celulares que están influidos por las caracterísitcas de los sustratos microgeométricos se incluyen la forma, adhesión, migración, orientación y organización citoesquelética de las células. Estudiamos tres variantes fenotípicas de líneas celulares fibroblásticas de murinos para explorar la influencia de la microgeometría de los sustratos sobre la forma y orientación celular y la distribución de los microfilamentos. La organización de los microfilamentos refleja la forma y orientación celular, encargándose de los eventos de señalización celular que también regulan la adhesión, mitosis, migración y apoptosis celular. Los manojos de microfilamentos (fibras de estrés) terminan en grupos de proteínas relacionadas con la actina, moléculas de adhesión y proteínas quinasas que contribuyen a las respuestas celulares en relación a sustratos de cultivo, in vitro.

Metodología: Los fibroblastos NIH-3T3, fibroblastos 3T3-Li, (ATCC, Manassas, VA) y fibroblastos MC-3T3 (donados por JP O'Connor) se cultivaron en DMEM con 10% de NCS y 1% de antibióticos, en placas de 24 pocillos que contenían insertos de poliestireno microtexturado, recubiertos en TiO2. Los sustratos de cultivo tenían ranuras paralelas de 8 µm, ranuras paralelas de 12 µm, columnas cuadradas de 3x3 µm separadas por ranuras perpendiculares de 3 µm o ninguna característica (controles). Se colocaron diez mil células en los pocillos que contenían insertos y luego de 1 día, estaban listas para la microscopía electrónica de barrido (SEM) o para el teñido con rodamina phalloidin.

Resultados: Las tres variantes de fibroblastos 3T3 se adhirieron a todos los sustratos en 1 día. No se observó una orientación o forma predominante en las células cultivadas en las superficies de control. Los citoplasmas de algunas células cultivadas en superficies de control evidenciaron formaciones aleatorias de fibras de estrés, que aparentemente terminaban en adhesiones focales. Casi todas las células, de todos los tipos, cultivadas en sustratos ranurados de 8 o 12µm eran alargadas y tenían una orientación paralela a las ranuras, creciendo sobre los bordes o en el interior de las depresiones (Figura 1). Las células cultivadas en ranuras de 8 µm cruzaron las ranuras con mayor frecuencia que las células cultivadas en ranuras de 12 µm. Pocas células de algunos tipos, demostraron signos de formación de fibras de estrés después de 1 día en cultivo en superficies ranuradas. Muchas células cultivadas en sustratos con columnas, mostraron fibras de estrés que terminaban sobre las columnas. Éstas asumieron una conformación estelar, mediante procesos que se extendieron en forma ortogonal desde una masa citoplasmática y que se extendieron por encima de las columnas elevadas (Figura 1). Este hallazgo es similar a nuestras observaciones anteriores de células NIH-3T3 cultivadas sobre sustratos con columnas. Las observaciones SEM confirmaron los efectos de forma y orientación de los sustratos con respecto a las variantes 3T3.

Discusión: Este experimento demostró que las ranuras paralelas e intersectantes establecen la forma, la orientación y la organización citoesquelética de las células de tres variaciones fenotípicas de los fibroblastos 3T3. La variante NIH-3T3 es una línea fibrogénica, mientras que la variante 3T3-L1 es lipogénica y la variante MC-3T3 es ostogénica. Se evaluaron los fenotipos de estas células por medio de un ensayo de la actividad de fosfatasa alcalina (las células MC-3T3 son positivas para la fosfatasa alcalina) y mediante el teñido con Sudan Black B (para inclusiones de lípidos en las células 3T3-Li). En los eventos de orientación por contacto, descritos anteriormente, no se especificaron pero tampoco se descartaron, los roles de la matriz extracelular y de las moléculas de adhesión celular. Hemos demostrado anteriormente que la actividad de distribución de la integrina y de la tirosina quinasa se encuentra físicamente limitada por las características de los sustratos microgeométricos. Planteamos como hipótesis que la misma limitación ha ocurrido en las células que se describen aquí. La dilucidación de las diferencias fenotípicas entre los tipos de células que establecen la respuesta de los tejidos hacia los implantes puede producir información que lleve a una mejor integración de los implantes y a prolongar la duración de los mismos.

Reconocimientos: Este trabajo recibió la ayuda de las subvenciones NSF, SBIR-9160684 y DUE-9750533, y de la subvención 220253 NJCU SBR. Cornell Nanofabrication Facility preparó los moldes microgeométricos.
Características citológicas de fibroblastos 3T3 cultivados en sustratos micromoldeados
Presentado en el 24º Encuentro Anual de la Society for Biomaterials.
22-26 de abril de 1998. San Diego, CA.

ABSTRACT
Introducción: La geometría y microgeometría de la superficie del implante afectan a las respuestas del tejido, aunque la interacción tejido-implante no está completamente caracterizada. Las propiedades físicas y químicas de los sustratos sintéticos afectan a la morfología, fisiología y el comportamiento de las células cultivadas de diversos tipos. Los investigadores están comenzando a describir estos efectos in vitro en detalle. La forma, adhesión, migración, orientación y la organización citoesquelética difieren entre las células cultivadas en sustratos planos y sustratos con características de superficie regulares de dimensiones micrométricas. Estudiamos la forma, orientación y microfilamento de los fibroblastos murinos y la distribución de adhesión focal, los parámetros relevantes a la orientación por contacto y a otros factores que se vieron influenciados por la microgeometría de los sustratos. La organización de los microfilamentos refleja la forma y la orientación celular, pero también es importante en esquemas de transducción de señales que regulan la adhesión, mitosis, migración y apoptosis celular. Los manojos de microfilamentos terminan en grupos de proteínas asociadas a la actina, proteínas de adhesión y proteínas quinasas que tienen funciones de transducción de señales. Utilizamos pruebas que mostraron la distribución de (1) microfilamentos/fibras de estrés; (2) moléculas de adhesión focal y (3) fosfotirosina, el producto de la clase principal de las quinasas asociado con las adhesiones de la célula.

Metodología: Los fibroblastos 3T3 (ATCC, Rockville, MD) de reservas congeladas se cultivaron en DMEM con 10% de suero fetal bovino (FBS) en placas multipocillos que contenían insertos microtexturizados cuadrados de 1 cm. Los insertos estaban formados de poliestireno moldeado por solvente en moldes de silicona con recubrimiento de óxido de titanio. Las superficies resultantes tenían ranuras paralelas de 8 µm, ranuras paralelas de 12µm, postes cuadrados de 3 µm (creados por las ranuras perpendiculares de 3 µm) o ninguna característica (controles). Se sembraron cuatro mil células en los pocillos que contenían las inserciones y después de 4 u 8 días estaban listas para la microscopía electrónica de barrido (SEM) o teñidas con (1) rodamina-phalloidin; (2) antitalina o antivinculina en ratón seguida por los anticuerpos anti-ratón con rodamina o (3) anticuerpo antifosfotirosina con fluoresceína.

Resultados: El día 4, las células 3T3 se habían adherido a todos los sustratos y el día 8 mostraron un crecimiento considerable en los lugares próximos a las uniones. No se observó una orientación o forma predominante en las células cultivadas en las superficies de control. Los citoplasmas mostraron una mancha difusa de rodamina; no se observó la presencia de fibras de estrés demostrables. Las adhesiones focales y la fosfotirosina se distribuyeron de forma difusa. Las células cultivadas en sustratos ranurados de 8 o 12 µm estuvieron orientadas uniformemente en la dirección de las ranuras. Las células cultivadas en ranuras de 8 µm crecieron sobre los bordes, a menudo cruzando las cubetas entre los bordes. Las células cultivadas en ranuras de 12 µm crecieron sobre los bordes o dentro de las cubetas, con poca frecuencia cruzando las cubetas entre los bordes. Algunas células demostraron una evidencia limitada de las fibras de estrés después de 8 días de cultivo en las superficies ranuradas. Las adhesiones focales y la fosfotirosina estuvieron limitadas a las áreas de contacto célula-sustrato; porciones de células que abarcaban las cubetas carecían de adhesiones focales y fosfotirosina. Las células cultivadas en las superficies con postes mostraron matrices ortogonales de los microfilamentos que se ajustaban a las cubetas de intersección entre los postes; sin embargo, no se observaron fibras de estrés. Estas células se apoyaron sobre los postes o se acomodaron en los postes, aparentemente con los postes desplazando el citoplasma y limitando las distribución de los manojos de microfilamentos a áreas de contacto basal. Las observaciones por SEM confirmaron que los postes penetraron la superficie de la membrana celular basal, con el contenido celular dispuesto alrededor de los postes. Las adhesiones focales y la fosfotirosina se distribuyeron de forma similar en estos cultivos.

Debate: Este experimento demostró que las ranuras paralelas y transversales pueden afectar la forma, orientación, organización citoesquelética y distribución de las adhesiones focales en los fibroblastos 3T3, ampliando nuestros resultados previos de estos efectos en los fibroblastos de tendón de rata. No se descarta el rol de la matriz extracelular en la orientación de este proceso, aunque no fue caracterizado. La limitación de la actividad de la quinasa por parte de las características del sustrato físico es un hallazgo novedoso y podría aclarar los mecanismos por los cuales los tipos de células responden a los sustratos de manera diferente. En última instancia, esperamos descubrir las diferencias fenotípicas en estas propiedades, entre los tipos de células que establecen la respuesta de los tejidos hacia los implantes, de forma que mejore la incorporación de los implantes y extienda la duración funcional de los mismos.

Reconocimientos: Este trabajo recibió la ayuda de National Science Foundation SBIR, fase I subvención #9160684 y de Jersey City State College SBR, subvención #220251. Cornell Nanofabrication Facility preparó los moldes microgeométricos.
Efectos de la microgeometría de la superficie sobre la forma y citoesqueleto de los fibroblastos.
Presentado en el 23º Encuentro Anual de Society for Biomaterials.
30 de abril - 4 de mayo de 1997. New Orleans, LA.

ABSTRACT
Introducción: La microgeometría de la superficie influye en la interacción tejido-implante, aunque conocemos poco sobre esta interacción. La orientación por contacto celular, una respuesta del tejido a la microgeometría de la superficie, influye profundamente en el crecimiento celular y en otros comportamientos. Por ejemplo, en las superficies ranuradas, es necesario una mínima profundidad y ancho de ranura para afectar la forma y orientación celular así como también la dirección de crecimiento. La organización citoesquelética refleja la adhesión, forma y orientación celular y probablemente contribuye a estos fenómenos de dirección microgeométrica. Examinamos algunas propiedades en fibroblastos cultivados en biomateriales simulados que tenían varias microgeometrías en la superficie. Estudiamos células fibroblásticas de tendones de ratas (RTF), debido a que las células de tejido fibroso humano se encuentran entre las primeras células que entran en contacto con los implantes. La aspereza y microgeometría de la superficie influyen en el encapsulamiento fibroso del implante: la aspereza estimula un desarrollo capsular más delgado y por lo tanto, se produce un contacto más estrecho entre las células óseas y del tejido con el implante, lo que da como resultado una mejor integración de éste último.

Metodología: Se cultivaron RTF, de cultivos de reserva provenientes de tendones extensores de patas traseras, en sustratos de poliestireno lisos (control) y con ranuras, que tenían ranuras lineales paralelas de 2 o 12 µm o islas con forma de rombo de 8x50 o 80x50 µm, separadas por ranuras de 3x3 µm. A los sustratos se les aplicó el método de solvente fundido en moldes de silicona y se les recubrió de óxido de titanio. Se colocaron cortes circulares de quince milímetros en placas de 24 pocillos, a los pocillos con insertos se les agregaron 20,000 RTF y se controlaron después de 4 a 8 días en cultivo. Se estudió y registró la morfología celular a través de un microscopio electrónico por escaneo y por medio de la microscopía de fluorescencia de los cultivos teñidos con rodamina phalloidin y anti-vinculina seguido de un anticuerpo secundario conjugado con fluorescente.

Resultados: Las orientaciones y formas de los RTF cultivados en superficies de control y ranuradas eran sistemáticamente diferentes. La orientación celular tendía a ser aleatoria en los cultivos de control, pero en general coincidía con las direcciones de las ranuras lineales y las dimensiones más largas de los rombos. Los RTF cultivados en sustratos con ranuras de 2 µm y con rombos por lo general cruzaron las ranuras adhiriéndose a los sustratos elevados. Los RTF cultivados en ranuras de 12 µm crecieron tanto dentro de las ranuras y sobre superficies elevadas, pero muy pocas veces cruzaron las ranuras. Los RTF cultivados en el sustrato con rombos más grandes por lo general crecieron en grupos en áreas elevadas. Los RTF cultivados en superficies de control eran aproximadamente redondos y simétricos, extendiéndose en procesos cortos, omnidireccionalmente, desde una masa central. Los RTF cultivados en sustratos lineales con frecuencia asumieron forma de husillo, y realizaron procesos de extensión de modo perpendicular a las ranuras, solamente al cruzar una ranura angosta (de 2 o 3 µm) o para establecer contacto lateral con las paredes de las ranuras (ranuras de 12 µm). La microgeometría de los sustratos también afectó a la organización de los manojos de microfilamentos (fibras de estrés), las que se alinearon de acuerdo a la dirección predominante de la orientación celular, en aquellas células cultivadas en los sustratos con ranuras. Los RTF de los cultivos de control generalmente mostraron manojos de microfilamentos que se extendían en ángulos heterogéneos por todo el citoplasma celular. En todas las células, la vinculina se localizó en las terminaciones de los manojos de microfilamentos, según lo que reveló la microscopía inmunofluorescente, se señalaron puntos de adhesión de células-sustratos, lo cual concordó con la presencia de adhesiones focales.

Conclusiones: Este estudio demostró que tanto los diseños lineales como los romboidales son capaces de influir en la orientación y la organización citoesquelética de las células fibroblásticas, ampliando las observaciones anteriores de los efectos de orientación por contacto, basados en la microgeometría de sustrato sobre la alteración de la forma y el crecimiento direccional de las células. Aquellos RTF, cuyos anchos variaban de 3 a 10 µm, con frecuencia cruzaron ranuras de 2 y 3 µm, sugiriendo que podría ser necesario características de superficie más pronunciada para controlar el crecimiento de estas células de manera óptima. Los resultados de este experimento difieren de los informes anteriores sobre el crecimiento de cultivos "dot" preparados con células suspendidas en gel de colágeno. Los cultivos sembrados parecen ser menos sensibles a los efectos de la microgeometría que los cultivos "dot". Las células de cultivos dot que sobrepasaron probablemente recorrieron distancias considerables a través de las superficies de los sustratos. Por lo tanto, las ranuras pueden servir como guías más importantes a las células de cultivos dot que migran, que a las células en cultivos sembrados, las cuales se asientan y luego permanecen estacionarias. La experimentación y comparación continua de estos modelos, particularmente en lo que respecta a la adhesión celular a sustratos, dará como resultado una mayor comprensión de los comportamientos de estas células en los sustratos con diseños. Por ejemplo, podría resultar posible controlar el ritmo y la dirección del crecimiento de tejido fibroso en la interfase tejido-implante, optimizando de este modo la estabilidad de estos implantes.

Reconocimientos: Este trabajo recibió la ayuda de NSF SBIR phase I subvención # 9160684. Cornell Nanofabrication Facility preparó los moldes microgeométricos.
Interacción celular con las superficies microtexturizadas.
Presentado en el Quinto Congreso Mundial sobre Biomateriales.
29 de mayo - 2 de junio de 1996. Toronto, Canadá.

ABSTRACT
Introducción:Desde hace tiempo se reconoce que el microtexturizado de la superficie del implante puede influir en la interacción del tejido. En estudios anteriores, hemos examinado la interacción in vitro de los fibroblastos del tejido conectivo con una variedad de microgeometrías de superficie definidas, incluyendo superficies microranuradas, rugosas y más complejas. En la mayoría de los casos, estas superficies, mientras tienen una composición similar, tienen diferentes (y pronunciados) efectos sobre el índice y la dirección de crecimiento de las colonias celulares de fibroblastos. El mecanismo del efecto de la microgeometría de la superficie sobre el índice de crecimiento de las colonias celulares es desconocido. Este estudio investigó el efecto de la microgeometría de la superficie definida sobre la densidad de las colonias celulares de tejido conectivo, el área de adhesión celular (diseminación) y la forma de la célula. Los resultados sugieren un posible mecanismo básico de control de la microgeometría de la superficie en el crecimiento de la adhesión celular.

Materiales y Métodos: Las células fibroblásticas de tendón de rata (RTF) se cultivaron como cultivos de reserva de los tendones extensores del retropié de ratas Sprague-Dawley con 14 días de edad. Las células del segundo al cuarto paso, cultivadas en el Medio de Eagle Modificado por Dulbecco, que contenían penicilina y estreptomicina con 10% de suero fetal bovino, se utilizaron para todos los experimentos. Las colonias celulares se cultivaron en estas superficies con un modelo de cultivo "dot" similar a los modelos de cultivo de explantes. Estas células quedaron suspendidas en colágeno solubilizado (Vitrogen, Celltrix, Palo Alto, CA) y 2 µL de gotitas que contenían 20,000 células cada una se polimerizaron en las superficies experimentales, donde actuaron como fuentes de crecimiento de las colonias celulares que se diseminan. Se utilizaron el microscopio óptico y los métodos de análisis de imagen para medir el índice y la dirección de crecimiento así como la densidad celular (células/2 mm), área de adhesión celular (µm 2), orientación celular (relativa a la orientación del sustrato) y alargamiento celular (excentricidad, el radio de la longitud celular por el ancho celular). Para las mediciones de células individuales, se midieron 30 células de cada grupo experimental. Los sustratos experimentales estaban formados de superficies de poliestireno moldeado por solvente, vaporización con 60 nm de TiO2, moldeo a partir de plantillas de obleas de silicona fabricadas por métodos de litografía óptica en la National Nanofabrication Facility en Cornell University (Ithaca, NY). Los sustratos estaban formados por superficies lisas como espejos (controles) y microranuras de onda cuadrada con tamaños de bordes y ranuras de 1.75, 6.5 y 12 µm. Los resultados se analizaron para evaluar la significación estadística con pruebas t.

Resultados: Las tres superficies microranuradas tuvieron un efecto pronunciado en el crecimiento de las colonias celulares, área de adhesión celular, excentricidad celular, densidad celular y la orientación celular (Tabla 1): redujeron el crecimiento de las colonias celulares y la diseminación celular, aumentaron la excentricidad celular (alargamiento) y orientaron las células paralelas a la superficie de manera efectiva. La densidad celular en todas las superficies experimentales se redujo en relación a los controles.

Debate: Las microgeometrías de la superficie bien definidas con las dimensiones evaluadas son efectivas en la orientación celular, el cambio de forma de la célula y la reducción del índice de crecimiento celular. Se sabe bien que las células que dependen de la adhesión deben adherirse y diseminarse para estimular la división celular. Los resultados actuales sugieren que el efecto de la inhibición del crecimiento demostrado por estas superficies puede estar basado en la reducción de la diseminación celular mediante las microranuras de la superficie. Estos experimentos sugieren que las diferencias observadas en la encapsulación fibrosa de superficies lisas vs. microtexturizadas pueden estar basadas en que las microtexturas inhiben directamente la diseminación y el crecimiento de fibroblastos. Estas microgeometrías tienen posibles aplicaciones como superficies de implantes para el control de la integración del tejido.

Reconocimientos: Orthogen Corporation financió este trabajo a través de NSF SBIR, fase I subvención 9160684.
Efectos en vitro de la dureza de la superficie y la microgeometría de superficie controlada en la colonización de la células del tejido fibroso.
Presentado en el 21er Encuentro Anual de la Society for Biomaterials.
18-22 de marzo de 1995. San Francisco, CA.

ABSTRACT
Introducción: Se ha descubierto que la encapsulación de tejido blando se correlaciona con la composición, química de la superficie y microgeometría de la superficie del material del implante. Se ha demostrado que la microgeometría de la superficie (o textura de la superficie) de los implantes de metal en el hueso influyen en la formación de la cápsula fibrosa. Por ejemplo, las superficies lisas inducen a la formación de una cápsula fibrosa más gruesa que las superficies rugosas, lo que sugiere que la microgeometría de la superficie influye en la proliferación de tejido fibroso. Evaluamos la respuesta in vitro de las colonias celulares fibroblásticas de tendones de ratas (RTF) y las colonias celulares fibroblásticas capsulares del implante humano (HICF), desde el tejido capsular fibroso alrededor de los componentes de reemplazo total de cadera hasta las superficies rugosas mediante técnicas de granallado y microgeometrías de superficies controladas que consisten en pequeñas proyecciones de postes cuadrados con características de 3 a 12 µm de tamaño.

Materiales y Métodos: Las células RTF fueron cultivadas a partir de los tendones extensores del retropié de ratas Sprague Dawley con 14 días de edad. Las células HICF se cultivaron a partir de muestras de tejido capsular fibroso obtenido de los pacientes que se sometieron a la revisión total de cadera, incluyendo la eliminación de una prótesis de cadera no cementada. Los tejidos, obtenidos a partir de una zona cercana al tronco proximal, se cultivaron como explantes en condiciones estériles para producir cultivos celulares de reserva. Todas las células se cultivaron como cultivos de reserva, se mezclaron con colágeno solubilizado y se distribuyeron y polimerizaron para iniciar cultivos "dot", lo que consistía en 2 µL de gotitas que contenían 20,000 células cada una en todas las superficies experimentales. Estas gotitas de células de colágeno actuaron como fuentes de crecimiento de las colonias celulares que se diseminan. A los 4 y 8 días, se fijaron, tiñeron y midieron las colonias celulares para observar el área de crecimiento mediante un estereomicroscopio con videocámara conectado a un sistema de análisis/procesamiento de imágenes computarizado. El crecimiento de las colonias celulares se midió a medida que el área o diámetro aumentaba durante 4 y 8 días. Las superficies rugosas se formaron mediante el granallado con arena o cuentas de las placas de cultivo de poliestireno. Se utilizó un área cubierta como superficie de control. Estas superficies consistían en una amplia gama de tamaños según el medio para granallar. Los medios fueron similares a los utilizados para los implantes ortopédicos de metal texturizados y produjeron características de tamaño similares. Los sustratos de microgeometría controlados se hicieron de poliestireno moldeado por solvente a partir de plantillas fabricadas con precisión por métodos de litografía óptica en la National Nanofabrication Facility en Cornell University (Ithaca, NY). Todas las superficies estaban recubiertas por pulverización catódica con una capa de 600-Å de TiO2 para simular una superficie de implante ortopédico de aleación de titanio. Las superficies de microgeometrías controladas consistieron en patrones de superficie rayados o ajedrezados bien caracterizados, con postes cuadrados en tamaños de 3, 6, 10 y 12 µm.

Resultados: Todas las colonias celulares mostraron un crecimiento constante durante el día 4, con una extensión celular que se observó en la periferia del punto. Las células orientadas al azar formaron colonias circulares en las superficies de control y en las superficies rugosas. Las superficies de microgeometrías controladas produjeron colonias con formas poco comunes debido a la restricción de la superficie en la dirección del crecimiento. A nivel celular individual, se observó que las células se orientaban a lo largo de las estructuras de la superficie y en las ranuras entre dichas estructuras. En las microgeometrías controladas más pequeñas, se observó que cada célula se adhirió a las superficies de varios postes cuadrados. Todas las superficies experimentales inhibieron de manera significativa el crecimiento de las colonias celulares en ambos tipos de células. Se observó una inhibición significativa del crecimiento celular en la superficie recubierta de titanio granallada (GB-Ti, sigla en inglés) en comparación con la superficie recubierta de titanio de control (C-Ti, sigla en inglés) y la placa de cultivo de control sin tratar (Cp, sigla en inglés), como se muestra en la Fig. 1 que representa el crecimiento celular RTF. La inhibición más eficiente del crecimiento celular se observó en la superficie rayada de 3 µm (Fig. 2), aunque todas las superficies rayadas causaron una inhibición significativa del crecimiento de las colonias. La figura 2 también muestra la información de la colonia celular RTF.

Conclusión: Las colonias celulares RTF y HICF cultivadas en superficies rugosas y en una serie de microgeometrías controladas mostraron una inhibición pronunciada del crecimiento. Las superficies no aumentaron la densidad celular en las colonias y el efecto no se basó en una mayor área de superficie del sustrato. Los resultados observados representan los efectos de la orientación celular por contacto, la capacidad de la microgeometría del sustrato de influenciar la orientación y migración celular, en el crecimiento celular de las colonias celulares. Los efectos observados de las superficies rugosas y las microgeometrías en el crecimiento celular del tejido fibroso, in vitro, pueden estar relacionados con la observación de que las superficies rugosas causan una encapsulación fibrosa menor in vivo. Si es así, las superficies de microgeometrías pueden utilizarse para inhibir eficazmente la encapsulación fibrosa.

Reconocimientos: Este trabajo fue respaldado por Orthogen Inc. y recibió la ayuda de una subvención de Orthopaedic Research and Educational Foundation.